México.- El ex comandante de la Unidad de Investigación Sensible de la Policía Federal, Iván Reyes Arzate, fue presentado ante la Corte Federal del distrito este de Nueva York, donde fue acusado de tres  nuevos cargos de distribución de cocaína a Estados Unidos, de los cuales se declaró inocente.

Los fiscales dijeron que confiaban que Reyes Arzate les diera información sobre los supuestos sobornos entregados al secretario de Seguridad, Genaro García Luna, por parte del cártel de los Beltrán Leyva.

Sin embargo, pidieron que su caso sea asignado al juez Brian Cogan, pues está relacionado con los esquemas de transacciones por los que se fincaron cargos a Joaquín El Chapo Guzmán Loera y Genaro García Luna.

Iván Reyes Arzate se desempeñaba como comandante asignado al área de coordinación entre la administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus sigas en inglés) y la Policía Federal.

A comienzos de 2017, Reyes Arzate se entregó a Estados Unidos por obstruir una investigación contra Los Beltrán Leyva, además de que reveló la identidad de una informante de la DEA, que posteriormente fue secuestrada y asesinada por dicho cártel.

La acusación de la Corte de Distrito de Illinois detalla que Reyes Arzate evitó a toda costa que los líderes de Los Beltrán fueran detenidos por la DEA y por las fuerzas federales en México.

En noviembre de 2018, un juez federal de Chicago lo sentenció a más de tres años de prisión, acusado de compartir información confidencial a cárteles, lo que echó abajo investigaciones de la DEA.

Durante el juicio contra Joaquín El Chapo Guzmán, Jesús Zambada García, El Rey, no quería dar testimonio sobre los sobornos a Genaro García Luna, pero luego de aceptar que él y su hermano El Mayo Zambada dieron maletines con millones de dólares al ex funcionario, recordó cómo otros miembros del cártel de Sinaloa reunieron 50 millones de dólares para entregarlos al mismo "ingeniero" para comprar protección e impunidad.

Mencionó El Rey a los hermanos Arturo y Héctor Beltrán Leyva; a José Gerardo Álvarez, El Indio, y a Edgar Valdés Villarreal, La Barbie, entre los que apoquinaron para reunir la suma.

Ahora la fiscalía busca que Reyes Arzate les confirme esos datos para destrabar el proceso en contra del ex secretario de Seguridad Pública.