El exalcalde y exdiputado de Acapetlahuaya, Roger Arellano Sotelo, amenazó a un reportero, mientras algunos comunicadores protestaban en Chilpancingo, afuera del Congreso del Estado, por el asesinato de la periodista Anabel Flores Salazar, originaria de Veracruz.

Arellano Sotelo acercó su vehículo al lugar donde los reporteros se reunían y bajó los vidrios para dirigirse al comunicador Ezequiel Flores Contreras, a quien dijo verbalmente: "¿Que ya no te acuerdas?. Te va a cargar la...".

Antes de retirarse del lugar el exlegislador lanzó una amenaza más, diciendo: "Cuídate".

Este hecho se dio en medio de decenas de reporteros que se encontraban en el lugar de la protesta y quienes fueron testigos de la amenaza del exalcalde.

Luego de este hecho, los comunicadores marcharon hasta la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR), en donde se denunció la amenaza.

Flores Contreras responsabilizó al exalcalde Arellano Sotelo de cualquier atentado en su contra o la de su familia.

En agosto pasado, el fotografo y periodista de Proceso, Rubén Espinosa Becerril, fue asesinado en la Narvarte, una colonia de clase media de la Ciudad de México, junto a otras cuatro jóvenes.

Por desconfianza hacia las autoridades, y especialmente a la PGR, decidió no presentar denuncia ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle) de la PGR.

Un mes antes, el 9 de junio del 2015, decidió abandonar Veracruz e instalarse en el DF porque ya no aguantaba más la presión que ejercía sobre él el gobierno del priista Javier Duarte de Ochoa.

El asesinato de la reportera en Veracruz

Anabel Flores Salazar se ha convertido en la periodista número 17 en ser asesinada en el gobierno de Duarte de Ochoa, la primera del 2016. Y en la víctima número 13 de feminicidio en lo que va del año.

La Fiscalía de de Puebla informó ayer por la noche, del hallazgo del cuerpo de Flores en una zona a unos 15 kilómetros de Veracruz, donde la víctima trabajaba de reportera en un periódico local.

Flores Salazar, que cubría la fuente policiaca para El Sol de Orizaba, fue secuestrada la madrugada del lunes en su casa por hombres armados en el municipio de Mariano Escobedo.

Por su parte, Amnistía Internacional (AI) pidió hoy al Gobierno mexicano que garantice protección a los periodistas tras el asesinato de Flores Salazar.

La organización de defensa de los derechos humanos instó también a las autoridades mexicanas a investigar exhaustivamente el "brutal asesinato" de la joven de 32 años, que pone de manifiesto "la horrorosa realidad" que afrontan los informadores en este País.

"Aquellos que no están dispuestos a detenerse ante nada para silenciar a los periodistas deben pagar por sus delitos", declaró la directora de Amnistía para las Américas, Erica Guevara-Rosas, a través de un comunicado.