La diputada federal del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Araceli Damián González, declaró al diario La Jornada que el ex director de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Jaime Solís Robledo, afirmó que es habitual entre los alumnos el consumo de mariguana y alcohol, las prácticas homosexuales, así como que él no puede asegurar que el narco no tenga infiltrada a la escuela.

Invitado a comparecer en la Comisión Especial de Ayotzinapa de la Cámara de Diputados a propuesta del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Solís Robledo incluso afirmó que no puede asegurar que el narcotráfico no esté infiltrado en la Normal.

Además, a preguntas de los legisladores de la Comisión Especial que investiga la desaparición de 43 estudiantes, les dijo que todas las respuestas están en un libro que les regaló, al que impuso como título Ayotzinapa y yo.

La legisladora federal cuestionó que Solís Robledo se refiriera en un tono discriminatorio hacia los estudiantes dela Normal.

“No es conveniente que venga usted a hablar aquí de homosexualidad, de alcoholismo y drogadicción, porque con ello revictimiza a los estudiantes. Usted ataca a las víctimas y eso no lo podemos permitir y demuestra que tiene una actitud discriminatoria y no utiliza un lenguaje correcto que correspondería a un servidor público como el que fue”, respondió la diputada.

Araceli Damián sostuvo que fue el diputado priísta Víctor Silva Tejeda quien propuso la reunión con el ex director de la Normal.

“Lamento este encuentro porque la Comisión debe obtener información de lo ocurrido en Iguala y agradecemos su obsequio, pero en nada aporta a las investigaciones”, afirmó Damián González.

Una vez más, los representantes del PRI, PVEM y Panal en la Comisión se negaron a discutir un formato de entrevista con los integrantes del 27 Batallón de Infantería de Iguala, además de que está pendiente la respuesta del exprocurador General de la República, Jesús Murillo Karam, a la invitación que ya se le entregó para reunirse con la Comisión especial.

Este lunes, Bajo Palabra publicó Arturo Álvarez Angli, actual secretario General del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en Guerrero y diputado federal, votó en contra de que la Comisión Especial de Ayotzinapa de la Cámara de Diputados se pudiera reunir con los militares que participaron en los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero, los días 26 y 27 de septiembre de 2014, cuando desaparecieron 43 estudiantes de la Normal Raúl Isidro Burgos y otras seis personas más fueron asesinados.

De acuerdo con el diario El Universal y La Jornada, fue durante la sesión ordinaria de la Comisión de la Cámara baja, que apoyado por los votos de los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), junto con Nueva Alianza (NA), Partido Encuentro Social (PES), se determinó que “no es necesaria una entrevista con los militares”.

En especial quienes se trasladaron al hospital donde se resguardaron algunos estudiantes que ya habían sido agredidos, además de los que hicieron los rondines por la comunidad, los que estaban adscritos a labores de inteligencia y los que permanecieron en el C4 mientras se desarrollaba el ataque contra los normalistas.

Así lo denunciaron los también integrantes de dicha Comisión, diputados federales del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del Movimiento Ciudadano (MC), asegurando que sus homólogos Álvarez Angli, del PVEM y Víctor Manuel Silva Tejeda, del PRI, María Eugenia Campa (Panal) y José Alfredo Ferreira (PES), “maniobraron para echar abajo la reunión” que la Comisión Especial de Seguimiento al Caso Ayotzinapa había logrado concretar con elementos del Ejército mexicano que tuvieron conocimiento, de primera mano, del ataque a los estudiantes y no hicieron nada para ayudarlos.

La legisladora del PRD, Cristina Gaytán Hernández, narró que los integrantes de la Comisión fueron citados a una reunión de trabajo, que se realizó la semana pasada, en la que se discutiría el formato, fecha y condiciones en que se llevaría a cabo la entrevista con los militares.

Sin embargo, tras la propuesta de que a la misma asistieran los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el diputado guerrerense del Verde propuso someter a votación la “pertinencia” de que la entrevista se lleve a cabo.

Gaytán comentó a diversos medidos que el diputado Álvarez Angli, “rara vez asiste a las reuniones de la Comisión”, por lo que su solicitud sorprendió a los legisladores, tomando en cuenta que desde mediados de diciembre pasado la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) aceptó que los uniformados dialogaran con los diputados federales y ninguno de ellos había realizado ningún comentario.

Fue la propia presidenta del órgano legislativo Guadalupe Murguía Gutiérrez del Partido Acción Nacional (PAN), quien puso a consideración de la asamblea la realización de la reunión que fue solicitada formalmente por la diputada de Morena, Araceli Damián González, y que llevaba meses de estar siendo gestionada, sobre todo por la reticencia del titular de la Sedena, el General Salvador Cienfuegos, que en distintas ocasiones señaló que de ninguna manera permitiría que los uniformados declararan ante el GIEI.

Sin embargo, con los votos del PRI, PVEM, PANAL y del PES, la Comisión no pudo concretar la reunión que se había logrado con los militares, por lo que Gaytán Hernández acusó a sus compañeros legisladores “de sabotear los trabajos de la Comisión, en tanto que Damián González calificó de “lamentable” que se haya violado el procedimiento legislativo, al poner a votación un tema que ni siquiera estaba inscrito en el orden del día de la reunión.