Guerrero.- Autoridades de justicia estatal, exhumaron los restos de Ranferi Hernández Acevedo, líder histórico del PRD y su esposa, Lucía Hernández, asesinados y quemados junto con otras dos personas el pasado 15 de octubre del 2017, en la localidad de Nejapa, municipio de Chilapa de Álvarez.

Desde las 8 de la mañana se reportó una fuerte movilización policíaca en las inmediaciones de Ahuacuotzingo, municipio de la Montaña Baja de Guerrero, justo a la altura del panteón.

Fuentes oficiales confirmaron que peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE), realizaron las exhumaciones de Ranferi Hernández y Lucía Hernández, quienes fueron hallados muertos en un automóvil junto con un chofer y la suegra de Ranferi.

La exhumación formaría parte de los trabajos de la Subsecretaría de Derechos Humanos a nivel federal, que encabeza Alejandro Encinas Rodríguez.

La exhumación de éste día habría sido estado encabezada por el mismo funcionario federal a petición de familiares de Ranferi Hernández, por la desconfianza que tienen a las autoridades de Guerrero.

En los procesos habría intervenido el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan. Trascendió que el cuerpo del activista será entregado al Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).