Maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), integrantes del Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG) y más organizaciones que componen el Frente Democrático Unitario de Lucha (FREDUL), marcharon y protestaron en el Palacio de Gobierno en Chilpancingo para pedir la atención de sus demandas.

“Nuestro elemento político es continuar con la protesta, en octubre se entregó al gobierno de Guerrero el pliego de peticiones y a más de tres meses no se ha resuelto nada por lo que las bases de la CETEG han pedido que se ejerza presión para que se nos atienda”, manifestó Reyes Ramos Guerrero, secretario general de la CETEG y quien encabezó la protesta.

Dentro de las demandas del magisterio, se encuentra la integración de más de siete mil compañeros al Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa (FONE) mientras que a nivel social, continúan la lucha por la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos y la libertad de los presos políticos de Guerrero.

El contingente partió desde la avenida Rufo Figueroa hasta el Palacio de Gobierno en donde realizaron un mitin de protesta.

Al llegar al recinto oficial, guardias al interior, cerraron todas las puertas para evitar el acceso de los manifestantes, lo que causó la molestia de estos que acusaron al Gobierno del Estado de ordenar la acción para que los sectores sociales no sean escuchados.

 “Tenemos demandas que no se pueden olvidar, pero la respuesta del Estado es mandar a cerrar las puertas”, denunció Ramos Guerrero.

Por su parte, Carlos Botello, miembro de la Comisión Política de la CETEG, informó que la demanda primordial es que se establezca de una vez la mesa de trabajo con las autoridades competentes para atender las demandas de los cientos de maestros en Guerrero.

De igual manera, negó tajantemente que la Coordinadora esté aceptando asistir a la segunda etapa de la evaluación docente tal y como presumió el titular de educación en Guerrero, José Luis González de la Vega.

“Es mentira que nos estemos reuniendo para aceptar la evaluación, se han tenido acercamientos para tratar algunos temas educativos pero en ningún momento se ha hablado de aceptar dicha evaluación”, sentenció Carlos Botello.

A pesar de la insistencia de dialogar con funcionarios del Palacio, las puertas permanecían cerradas por lo que en varias ocasiones golpearon la entrada y adelantaron no moverse del lugar hasta ser atendidos.

Minutos antes de las tres de la tarde, los manifestantes continuaban afuera del inmueble.