Hoteleros y turisteros de Acapulco exigieron a los tres niveles de gobierno la modificación de las estrategias de seguridad ante los hechos violentos registrados recientemente sobre la franja turística del puerto.

Hoy, en el hotel La Jungla, miembros de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y la Asociación de Hoteles y Restaurantes de la zona tradicional advirtieron en conferencia que la temporada vacacional de Semana Santa peligra debido a los hechos de violencia e inseguridad en el puerto.

"Estamos muy preocupados porque el índice delictivo no baja, anteriormente los crímenes se daban en las colonias aledañas y resulta que ahora ya se están dando en la Costera y en la franja de arena, esto es preocupante", lamentó Francisco Aguilar Ordóñez, presidente de la Asociación, quien agregó que existe el riesgo de que los turistas cancelen sus reservaciones por esta situación.

Explicó que recientemente el hotel El Kiosco, ubicado en el Zócalo de Acapulco, tuvo que cerrar tras 40 años de funcionamiento debido a que los recibieron llamadas de extorsión y les fueron dejados mensajes con amenazas.

“Hay negocios que sí están pagando derecho de piso – reconoció Aguilar Ordóñez - en el Zócalo a todos los negocios les han dejado mensajes escritos en cartulinas, en donde les advierten que si no pagan les van a quemar los negocios, entonces pues pagan”.

Afirmó que al menos 20 negocios establecidos en el Zócalo corren el mismo riesgo que el hotel El Kiosco y reprochó que las autoridades y la policía estén enteradas de esta situación y no hagan nada.

En tanto, el presidente de Coparmex sección Acapulco, Fidel Serrato Valdez reclamó que la seguridad exista las 24 horas del día sobre toda la franja turística.

Dijo que no debe abandonarse la zona Tradicional, y recordó que es en los hoteles de esta área donde están hospedados los policías federales y de la Gendarmería.

También informó que ante los niveles de violencia algunos empresarios determinaron contratar seguridad privada, esto ante el incumplimiento del Gobierno.

Dijo que las extorsiones están a la orden del día, y exigió a las autoridades reaccionar, pues la imagen que se tiene del puerto en el exterior es totalmente negativa.

Sobre las declaraciones de la presidenta de la  Asociación de Comerciantes Establecidos de la Costera, Laura Caballero, en el sentido de que el gobierno condone el pago de impuestos para que los negocios puedan pagar las extorsiones del crimen, Serrato Valdez dijo:

“No estamos de acuerdo, sí nos afecta la violencia pero no es la forma de solución porque hay que exigir a la autoridad. Hay que pedir que trabajen y que si no funcionan las estrategias las cambien”, y agregó que “estamos viviendo en un estado de derecho y avalamos cumplir la ley, si no se volvería un caos”.