Acapulco, Guerrero.- La delegación sindical del ISSSTE exigió a las autoridades de dicho instituto colocar personal de seguridad en el Hospital Regional del puerto de Acapulco, en donde el pasado sábado una enfermera fue agredida por un paciente, y quien permanece hospitalizada por la gravedad de sus heridas.

La delegada sindical del ISSSTE en el estado, Guadalupe Palacios Gutiérrez informó que se reunió con los responsables de la coordinación de la delegación para exigirles reforzar la seguridad e instalar cámaras de vigilancia, pues el agresor de la enfermera no ha podido ser ubicado y está prófugo.

Palacios precisó que de manera directa exigió al delegado del ISSSTE, Juan Chávez Trovamala, atender con especial cuidado esa agresión a una trabajadora, y quien estaba sola durante la guardia de la madrugada del sábado, y la seguridad “brillaba por su ausencia”.

En cuanto a la condición de la enfermera, la líder sindical, quien pidió justicia, reveló que físicamente está estable, pero emocionalmente “abatida”, y quien además presenta resultó con los dedos desbaratados en toda una mano.

"Hasta el momento físicamente está mejor, pero emocionalmente esta abatida porque tiene sus heridas, y de eso no hay vuelta de hoja, ni nada. En estos momentos esta intervenida (quirúrgicamente) y vamos a ver cómo queda", precisó Palacios Gutiérrez.

Explicó que el reporte que tienen es que a las cuatro de la mañana del sábado, un paciente ingresó al hospital del ISSSTE, ubicado en la avenida Ruiz Cortines del puerto de Acapulco, y en el momento en que la enfermera preparaba el medicamento que le iba a inyectar, el individuo cerró la puerta.

En ese momento la trabajadora estaba sola y no había personal de seguridad en el área, por lo que el paciente, quien portaba una piedra, tiró a la enfermera al piso, le colocó gasas en la boca, para que no gritara, y le destrozó los dedos de una mano.

La enfermera seguirá siendo atendida hasta que recobre la movilidad de sus dedos, según Palacios Gutiérrez.