México.- La comunidad estudiantil de la Universidad de Guanajuato presentó a autoridades estatales y municipales a las que convocó esta mañana del sábado un convenio con varias demandas para que les sea garantizada su seguridad, la investigación y sanción del acoso dentro y fuera del ámbito universitario y una disculpa pública del gobernador y del rector general, por las omisiones cometidas ante asesinatos y desapariciones de estudiantes en todo el estado.

Dieron un plazo para que el rector general de la UG, el gobierno del estado, el fiscal general y el alcalde de la capital den respuesta y lo acepten en un plazo de 12 horas –que vencería la noche del sábado- o, advirtieron, no levantarán el paro que mantienen desde el miércoles 4.

En orden y silencio, las y los universitarios fueron entrando al Teatro Principal en esta segunda cita con las autoridades, a la que esta vez no llegó el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, aparentemente por motivos de salud.

En su lugar se presentó el secretario de gobierno Luis Ernesto Ayala Torres, quien junto con el fiscal Carlos Zamarripa Aguirre y el secretario del ayuntamiento de Guanajuato Héctor Corona, ingresó al recinto universitario.

Minutos después se incorporó el presidente municipal Alejandro Navarro, quien el viernes había incluso publicado una foto con su boleto de avión porque había viajado a Campeche a un encuentro de ciudades Patrimonio de la Humanidad, de la que se vio obligado a regresar luego de unas pocas horas.

Con rostros muy serios, Ayala Torres, Zamarripa, Navarro y el rector Guerrero Agripino, permanecieron por alrededor de una hora en el escenario, donde debieron tomar de una mesa una copia del convenio que les fue leído desde el público por varios alumnos, mientras toda la comunidad presente sostenía hojas en blanco frente a sí.

Como condiciones para levantar el paro universitario, se planteó el cumplimiento indispensable de algunos de los puntos del convenio: un evento oficial, solemne y público, así como a través de comunicados oficiales, con una disculpa pública por parte del gobernador y el rector general “por la omisión, en su respectiva actuación, en los casos de alumnas y alumnos asesinados y desaparecidos en el estado”.

El segundo punto considerado inapelable: “destituir y reemplazar a la Lic. Lourdes Elena Gazol Patiño, Titular del programa UGénero, quien ha permitido que se contrate personas que no están ampliamente capacitadas para la atención de la violencia de género; solicitamos que su lugar sea ocupado por una mujer que nos genere confianza y no tengamos preocupación porque nos revictimice”.

Unos minutos después de este encuentro, se conoció que Lourdes Gazol hizo pública su renuncia como titular de UGénero a partir del lunes.