Cuernavaca, Morelos.- Activistas y amigos de Lennin López Neria, acusado por las autoridades federales de ser operador de Los Beltrán Leyva, exigieron su liberación pues afirman que se trata de un preso político.

López Neria fue detenido en abril de 2018 en su domicilio en la Ciudad de México, acusado de ser el encargado de la compra de armamento para esa organización delictiva y de realizar ejecuciones e inhumaciones clandestinas.

Esta mañana Pedro Zavaleta Salgado, líder sindical de la zona sur de Morelos y amigo del acusado, dijo que Lennin fue detenido porque no accedió a participar en las campañas políticas del PRD en Morelos.

El lunes 18 de febrero tendrá, dijo, se llevará a cabo la audiencia de juicio oral dentro del proceso penal por el que López Neria ha permanecido privado de su libertad desde hace casi de 10 meses.

“El caso de Lennin es tristemente uno de muchos más en los que el aparato judicial es utilizado por consigna para castigar a personas que por alguna razón resultan incómodas a quienes detentan el poder.

“Lennin López Neria es un hombre altruista y siempre atento, abierto y dispuesto para contribuir con su comunidad, se ha destacado en su trayectoria profesional y empresarial como un promotor del desarrollo económico de la región sur del estado de Morelos. Sus amigos y compañeros de trabajo lo conocemos como un padre amoroso y un amigo leal y honesto”, dijo.

Fue en medio del proceso electoral del año pasado cuando tras negarse a operar a favor de los candidatos del PRD, acusó el líder sindical, fue perseguido.

“En medio del proceso electoral del año pasado y después de negarse varias veces a operar políticamente para las campañas del PRD en Morelos, Lennin fue detenido con lujo de violencia contra él y su familia. Mientras un operativo plagado de violaciones al debido proceso la madrugada del 26 de abril de 2018 en su domicilio particular en la Ciudad de México.

“La detención de Lennin se dio en el contexto de otras acusaciones judiciales y de exposición ante los medios de acusaciones contra personajes destacados en la escena política y electoral de la zona sur de nuestro estado, todos ellos vinculados a campañas o fuerzas políticas antagónicas a la administración pasada. El encarcelamiento de Lennin es un caso más de prisión por consigna ordenada por el anterior gobernador del estado, las instituciones a su mando y sus aliados en la pasada administración federal en medio del proceso electoral 2018 que además incluyó tortura, violencia física y sicológica”, expresó.

De acuerdo con la versión de los amigos de Lennin, desde octubre de 2017 distintos personajes vinculados al PRD en Morelos se acercaron a él para invitarlo a sumarse a sus campañas en 2018.

“A pesar de las negativas de Lennin a adherirse a dichas campañas, las invitaciones se siguieron repitiendo, planteándole incluso que con independencia de las candidaturas municipales que apoyara y se sumara a los esfuerzos de operación a favor de su candidato a la gubernatura.

“Después de sus negativas de sumarse y operar a favor del PRD Lennin recibió el 2 de abril a personeros que afirmaron venir directamente de parte el ex gobernador diciéndole que fuera integrante y que no hiciera enojar al gober, que obtendría diversos beneficios. La veriguación Previa contra Lennin deriva de una supuesta denuncia anónima llena de dichos absolutamente inverosímiles que entre otras cosas involucraba a supuestos agentes escondidos en esquinas en la cale o disfrazados en restaurantes. La detención estuvo plagada de abusos y violaciones al debido proceso, llegando los agentes al exceso de encañonar a dos infantes, a sus hijos menores como mecanismo de presionarlo”.

A unos días de la audiencia de juicio oral, los activistas solicitaron al gobernador Cuauhtémoc Blanco que intervenga en el caso.

“Por todo esto le pedimos al gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo, quien vivió en carne propia el hostigamiento moral, físico y judicial que escuche este caso, que apoye a los presos políticos encarcelados por su antecesor en el estado y que sume esto que hoy presentamos como parte de una denuncia contra el exgobernador que tanto lastimó a Morelos”.