Foto de Claudio Vargas

El director de la Unidad Académica de Medicina de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), y el presidente de la Federación, Bulfrano Pérez Elizalde y José Rentería Morales, respectivamente, exigieron a la Fiscalía General del Estado de Guerrero que se atiendan todas las líneas de investigación en torno a los médicos desaparecidos el 19 de junio, además de que garanticen la seguridad pública y la impartición de justicia.

Asimismo, se solidarizaron con la familia de los dos médicos, de quienes no se sabe nada, y pidieron a la Fiscalía que brinde información expedita y veraz a los familiares de los desaparecidos y la presentación inmediata de Raymundo Tepeque Cuevas y Marvin Hernández Ortega, así como de los profesionistas Julio César Mejía Salgado y José Oswaldo Ortega Saucedo.

Ante reporteros de diferentes medios de comunicación, dijeron que la única forma de hacer vigente el derecho a la protección a la salud de la población es garantizar que en los establecimientos de salud pública y privadas el personal goce de condiciones de seguridad que generen un ambiente sano y emocionalmente estable capaz de posibilitar la calidad de la atención médica.

Pidieron en una sola voz, al gobierno del estado y federal, establezcan mecanismos efectivos que garanticen la seguridad en las unidades de salud, donde laboran médicos y enfermeras, además del personal administrativo y que todo hecho de violencia contra el personal de salud sea investigado y se castigue a los responsables de esos hechos delictivos.