Chilpancingo, Guerrero.- Representantes de los partidos políticos del estado ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), exigieron justicia al cumplirse dos años del caso Iguala, y del asesinato de quien fuera secretario general del PAN en la entidad, Braulio Zaragoza Maganda.

En la novena sesión del IEPC, que se llevó a cabo este miércoles, los representantes de partidos fijaron posturas en el punto de asuntos generales, respecto a los acontecimientos ocurridos hace dos años, en los cuales destacaron que prevalece la impunidad.

“Él formaba parte de la vida electoral del estado,  y es lamentable que hasta hoy no se tenga claro qué sucedió con este crimen, que no podemos saber el móvil, pero que ni si quiera la Fiscalía General del Estado tiene la realidad”.

“Exijo, a nombre del PAN, justicia, en virtud de que no vemos justicia pronta y expedita en Guerrero, y vemos que la justicia es para algunos, para los que se manifiestan, o para los amigos del Gobernador”, dijo el representante del PAN, Carlos Millán Sánchez.

Sostuvo que el asesinato de Zaragoza Maganda coincide con la fecha del del ex gobernador, José Francisco Ruiz Massieu, pero a diferencia de este último caso, en el caso de Braulio Zaragoza no hay detenidos.

Respecto al caso Iguala, hizo un llamado a reflexionar sobre los hechos, y que las autoridades no “pretenden dar carpetazo” a las investigaciones, y por el contrario, “salga a la luz la dichosa verdad histórica”.

El representante del PRI, Cesar Julián Bernal se sumó al reclamo de justicia por el asesinato del ex secretario general del PAN, la cual, defendió, “no fue en este periodo de gobierno”, aunque dijo no ser Fiscal, señaló que las investigaciones continúan realizándose.

Respecto al caso de Iguala, enfatizó su postura en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, y reiteró su petición de justicia que en diversos momentos ha expresado.

Además, dijo que es necesaria la intervención de todos los sectores sociales para la reconstrucción del tejido social,  la cual, defendió no se hace en diez meses de gobierno.

“El PRI estuvo fuera del gobierno 10 años, pero está haciendo un esfuerzo, y la ruta se está caminando”, justificó.

Por parte del PRD, Nicanor Adame Serrano extendió el reclamo de justicia hacia el asesinato del ex secretario general del PAN, y en seguida defendió la posición de su partido respecto a los señalamientos del representante priista, al señalar que militantes del partido tricolor, incluido el Gobernador, Héctor Astudillo Flores, “se han salido por la puerta fácil”.

“La descomposición (de inseguridad)  tiene su origen en los 70 años que el PRI gobernó este país, el narco y cobro de cuotas inició en estados del norte que gobernaba el PRI, ver la inseguridad unilateralmente, o sólo verlo como un factor que fue el PRD en Guerrero, es  anticientífico”, comentó.

Respecto al caso Iguala se sumó al reclamo de justicia por los hechos, y aseguró que la Procuraduría General de la República (PGR) no tiene voluntad política para resolver el caso, al igual que el gobierno federal, porque no “quieren manchar al Ejército”, el cual, dijo, estuvo involucrado en los hechos violentos suscitados hace dos años.

Por su parte, el representante de Morena, Sergio Montes Carrillo, reclamó que el Consejo General del IEPC aceptó integrar en el punto de asuntos generales el pronunciamiento panista por el asesinato de quien fuera su secretario general, pero en abril pasado, le negaron fijar postura cuando el regidor de su partido en el municipio de Tecpan fue asesinado.

“Salvo el consejero Felipe que me respaldó, todos votaron porque no se me dejara hablar  del punto porque no era electoral, él era regidor, había sido electo, y el del PAN presenta un acuerdo, y ustedes lo aprueban. Yo creo que Morena no merece, y no puede permitir un trato diferenciado donde proceda una petición para un partido, y para otro no proceda”, reprochó.

Respecto al asesinato de Zaragoza Maganda, y los hechos violentos del caso Iguala, señaló que toda muerte es una tragedia, y Guerrero se ha inundado de muertes e impunidad, ya que los delitos no se investigan, por lo que criticó que el gobierno que encabeza Héctor Astudillo Flores sigue siendo una promesa incumplida, “porque la ley y el orden sólo pasan por el canal 5”.

Por el IPEC, el consejero René Vargas fijó postura sobre el caso Iguala, y consideró importante tocar el tema Ayotzinapa, al señalar que es un hecho que marcó la historia contemporánea del país, y del estado.

Dijo que la muerte de cualquier persona “nos disminuye”, porque todos somos parte de una sociedad, por lo que nadie puede abstraerse de los hechos ocurridos en Iguala.

“Iguala no es un fantasma, es una realidad que hasta ahora sigue exigiendo justicia. En ningún régimen democrático hechos de esta naturaleza pueden ser admitidos, lo que sucedió  hace dos años no sólo atentó contra los estudiantes, sino contra toda la sociedad, y finalmente, lo que suceda en la sociedad tiene una repercusión en el órgano electoral, porque somos parte de una sociedad y todo lo que pase nos afecta”, dijo.

Redistritación

En otro punto de la sesión, la presidenta del IEPC, Marisela Reyes Reyes, informó que los partidos que representados en la Comisión local de Vigilancia del INE, y del Consejo General del IPEC ya firmaron el documento sobre su propuesta de redistritación respecto del segundo escenario formulado por el órgano electoral nacional.

La consejera Rocío Calleja Niño reconoció a los integrantes de la Comisión local de Vigilancia del INE por trabajar de manera conjunta con el IPEC –pese a que no era su obligación- para la generación de la segunda propuesta de redistritación, la cual será argumentada el próximo cuatro de octubre en la Ciudad de México.

Los representantes de los partidos políticos ante el IPEC ratificaron que la propuesta del segundo escenario de redistritación fue consensada entre todas las fuerzas políticas, aunque la representación de Morena dejó ver que si el INE no respeta la propuesta hecha en Guerrero, impugnará el tercer y definitivo escenario que el órgano nacional decida.

La propuesta consensada por los partidos es respetar casi por completo la distritación actual, y que sólo se hagan cambios  en los  distritos 26, con sede en Atlixtac y el 27 de Tlapa, ambos en la región de la Montaña, a diferencia de la propuesta del INE, que implica cambios en prácticamente todos los 28 distritos locales.