Cuernavaca.- Enrique Paredes, abogado de la familia del joven asesinado en la bar Áttico en Cuernavaca, exigió la pena máxima al homicida Óscar "N", alias "El Negro", que alcanzaría los 70 años de prisión.

"En el juicio oral pediremos la pena máxima a este sujeto, que es de 60 a 70 años de prisión, no hay forma de que salga libre", adelantó el litigante al diario Reforma, que informó del hecho.

Indicó que la familia del joven Israel Hernández, quien murió por defender a una mujer que discutía con el homicida, está satisfecha con la captura del sujeto localizado por la Procuraduría General de la República (PGR) en San José del Cabo, Baja California Sur.

No obstante, advirtió que aún queda pendiente ahondar en una línea de investigación.

"Falta una línea de investigación, que fue el encubrimiento que se tuvo por parte del personal del antro, que permitió que se escapara, y vamos a pedir una investigación por omisión de auxilio y encubrimiento, y aparte por haber contaminado la escena del crimen, un dictamen en criminalística determinó que el lugar del hallazgo (del cuerpo) no fue el lugar del hecho (el crimen)", explicó Paredes.

"Quiere decir que movieron el cuerpo".

Aunque la Fiscalía de Morelos cuenta con más de 17 testigos que han aportado su testimonio contra el asesino del joven, el abogado exigió al Ministerio Público que envíe a las audiencias a personal capacitado para evitar que un tecnicismo legal abra la puerta a "El Negro".

"Que no por un tecnicismo legal pueda tener chance de libertad, y vamos a seguir atendiendo la presión social de seguir exigiendo al Gobierno de Cuernavaca para que obligue a los dueños de todos los antros a tener las medidas mínimas de seguridad como son arcos detectores de metales", señaló.

En este tema, Paredes indicó que exigirán la revocación de licencia del Áttico.

"Y esto no avanza por argumentos balines, si no inician un procedimiento de revocación de licencia, vamos a iniciar un juicio político contra (el regidor de Gobernación) Eduardo Bordonave", manifestó.

Por separado, el Fiscal General de Morelos, Javier Pérez Durón, indicó a este diario que "El Negro" radicó varias semanas en Los Cabos para evitar su captura.

"Él está consciente que privó de la vida al hoy occiso, está tranquilo, vamos a esperar ahora el proceso, se tiene que hacer el traslado, los propios agentes aprehensores lo van a poner a disposición de nuestra institución, de la Ciudad de México será trasladado al Estado de Morelos para su reclusión", informó.