Este lunes, padres de familia del municipio de Helidoro Castillo (Tlacotepec), ubicado en la Sierra de Guerrero, cerraron la escuela secundaria técnica número 51 Jaimes Torres Bodet por falta de maestros y personal administrativo.

Ofrecieron una conferencia de prensa en el sindicato de Redactores, en Chilpancingo, donde denunciaron que desde el ciclo escolar 2014-2015 no cuentan con profesores suficientes y hasta el momento la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), no les ha dado una respuesta.

Se dijeron desesperados, por lo que decidieron cerrar la escuela y presionar a las autoridades para que les asignen a los maestros suficientes, dijo el director de la escuela Eugenio Alcocer García.

La falta de maestros ha generado que en los últimos meses 18 alumnos hayan decidido dejar de asistir a la escuela ante la falta de clases; “la deserción, ojalá y fuera para que se fueran a otro espacio y siguieran estudiando, pero desafortunadamente no es así y toman caminos malos”, indicó una de la madres, Elizabeth Castillo.

“¿Cómo quiere el gobierno estatal y federal que haya desarrollo en la sierra? Nos acusan de todo, pero no nos dan educación que es algo a lo que tenemos derecho, hablan de erradicar la violencia, pero nos están dejando solos”, lamentaron padres y maestros.

Alcocer García, detalló que la escuela cuenta con más de 230 estudiantes y 12 maestros, y hacen falta docentes para impartir las clases de español, historia, matemáticas, inglés, educación física y apicultura.

Asimismo, necesitan a un subdirector, coordinador académico, secretaria, prefecto, bibliotecario y maestros de computación, pues el equipo ha comenzado a deteriorarse ante la falta de uso y mantenimiento.

 A pregunta expresa, el padre de familia Gustavo Belmares, negó que la falta de maestros se deba a la inseguridad que se registrar en la zona, pues dijo que en el municipio no existen hechos de violencia ni en las carreteras y no han tenido ningún reporte de agresión hacia maestros o comerciantes.

Indicaron que la falta de maestros es por jubilación de algunos de éstos o permisos y, pese a múltiples solicitudes que han hecho a la SEG y a la Secretaría de Educación Pública (SEP), no les ha dado respuesta.

Criticaron que los beneficios de la reforma educativa de la que hablan las autoridades federales, no se estén aplicando en la zona de la sierra y urgieron a las autoridades a dar solución a su problema, pues de lo contrario la secundaría permanecerá cerrada.