#Orbis

Exmarino responsable de la muerte de 13 personas en bar de California

Ian David, el exmarino que provocó la matanza de California, entró al bar y disparó contra los comensales, luego se suicidó.

Por Redacción, 2018-11-08 12:54

México.-El hombre que entró a los tiros en un bar de California este miércoles a la noche y asesinó a 12 personas era blanco y había pertenecido al cuerpo de Marines

de los Estados Unidos.

También apareció muerto y creen que se suicidó tras cometer la masacre en el bar “Borderline” de Thousand Oaks, una ciudad de 130.000 habitantes situada a unos 60 kilómetros de Los Ángeles.

Se trata de Ian David Long, de 28 años. Según confirmó la policía del condado de Ventura, el exsoldado tenía antecedentes y usó una pistola Glock calibre 45 comprada legalmente.

El sheriff Geoff Dean agregó este jueves que Long había tenido algunos problemas con los policías. El cadáver del sospechosos apareció en la escena del crimen: “Creemos que se disparó”, dijo Dean.

El episodio, uno de los peores tiroteos masivos de los últimos 20 años en el país, sucedió mientras un grupo de estudiantes universitarios festejaba la “Noche Country”.

Entre las víctimas fatales figura el subjefe de la comisaría de Ventura, sargento Ron Helus, quien acreditaba más de 29 años de servicio y estaba por jubilarse.

El presidente Donald Trump declaró que fue “un tiroteo terrible”: “Dios bendiga a las víctimas y a sus familias”, dijo en Twitter.

Hace 10 días otro hombre, también blanco, entró a los tiros en una sinagoga de Pittsburgh y mató a 11 personas, en el peor atentado antisemita de la historia estadounidense.

#Orbis

EU castigará a 17 saudíes involucrados en a muerte de periodista

Khashoggi, exiliado desde 2017 en Washington, desapareció el 2 de octubre tras ingresar en el consulado de Arabia Saudí en Estambul.

Por Redacción, 2018-11-15 12:18

México.-El Gobierno de Estados Unidos sancionó a 17 saudíes relacionados con la muerte del periodista Jamal Khashoggi, desaparecido el 2 de octubre tras entrar en el consulado de su país en Estambul, incluyendo a Saud al Qahtani, uno de los principales asesores del príncipe heredero Mohamed bin Salman.

El Departamento del Tesoro estadounidense aseguró en un comunicado que todos los sancionados “formaron parte de los planes y la ejecución” de la operación que terminó con el asesinato de Khashoggi, un periodista crítico con las autoridades saudíes.

Entre los castigados se encuentra el cónsul general de Arabia Saudí en Estambul, Mohamed Alotaibi, que presuntamente jugó también un rol en la muerte del periodista, además de quince de las personas que integraron el equipo que asesinó a Khashoggi y Al Qahtani.

Estas sanciones llegan después de que el fiscal general de Arabia Saudí, Saud al Moyeb, anunciase hoy la petición de pena de muerte para cinco personas acusadas de su asesinato y que ha presentado cargos contra otros seis.

Asimismo, el fiscal saudí aseguró en una rueda de prensa en Riad que el príncipe heredero no estaba al tanto del crimen.

Al Moyeb explicó los resultados de una investigación en la que se determinó que Khashoggi murió tras una pelea en el Consulado de Estambul al ser inyectado con una gran cantidad de un somnífero que acabó con su vida y que su cuerpo fue troceado y entregado a “un colaborador turco”.

Según el fiscal, Arabia Saudí ha solicitado más informaciones a las autoridades turcas para proseguir las investigaciones.

Entre otros detalles, ha solicitado que Ankara le entregue el teléfono móvil de Khashoggi, las grabaciones de audio realizadas dentro del consulado y las de vídeo tomadas en los alrededores del edificio, así como los testimonios de testigos recogidos por la Policía turca.

Las sanciones impuestas hoy por Estados Unidos contemplan el bloqueo de cualquier activo que tengan esas personas en suelo estadounidense y la prohibición de las transacciones con empresas o personas en ese país.

Khashoggi, exiliado desde 2017 en Washington, desapareció el 2 de octubre tras ingresar en el consulado de Arabia Saudí en Estambul.

El presidente estadounidense, Donald Trump, que en un principio se mostró escéptico respecto a la posibilidad de que la Corona saudí hubiera estado implicada en los hechos, dijo después que su Gobierno adoptaría la “respuesta” necesaria contra los culpables de la desaparición del periodista.

#Orbis

Fiscalía saudita pide la muerte para cinco de los asesinos de Khashoggi

La Fiscalía saudita ha solicitado a Turquía que le proporcione el teléfono móvil de Khashoggi, las grabaciones de audio realizadas dentro del consulado y las de video.

Por Redacción, 2018-11-15 09:28

Riad, (Notimex).– El fiscal general de Arabia Saudita, Saud al Moyeb, ha pedido la pena de muerte para cinco personas acusadas de la muerte del periodista Jamal Khashoggi y aseguró que la orden del asesinato partió de un oficial de la inteligencia saudita y no del príncipe heredero, Mohamed bin Salmán.

En conferencia de prensa, al Moyeb acusó al subdirector de los servicios secretos de Arabia Saudita, Ahmad Asiri, de organizar la operación que tenía como objetivo negociar el regreso de Khsahoggi al reino, pero al fracasar las conversaciones, el jefe de ese grupo negociador, que no citó, ordenó asesinar al comunicador.

Detalló que el periodista fue asesinado por medio de una inyección letal tras una pelea y su cuerpo fue desmembrado y sacado del consulado saudita en Estambul, el pasado 2 de octubre.

Sostuvo que el príncipe saudita no está implicado en el asesinato, pues él se enteró del caso a través de los “informes falsos” que le presentaron los agentes responsables de la operación y por los medios de comunicación.

El fiscal saudita ratificó la teoría expresada hace unas semanas, al explicar que se produjo una “pelea” en el interior del consulado y entonces los agentes sujetaron al informador y le inyectaron una “dosis grande de un somnífero”, lo que produjo su muerte.

“Después de asesinarlo, su cuerpo fue cortado en trozos por los asesinos, sacado del consulado y entregado a un “colaborador turco”, que se deshizo de los restos posteriormente”, dijo.

Precisó que se ha realizado un retrato robot de ese colaborador, conforme las descripciones de la persona que le entregó el cuerpo, según la cadena árabe Al Arabiya.

La Fiscalía saudita ha solicitado a Turquía que le proporcione el teléfono móvil de Khashoggi, las grabaciones de audio realizadas dentro del consulado y las de video tomadas en los alrededores del edifico, así como los testimonios de testigos recogidos por la policía turca.

Las declaraciones de la Fiscalía saudita sobre el asesinato de Kashoggi fueron calificadas por Turquía como un paso positivo pero insuficiente. “Quiero decir que encuentro algunas de las declaraciones insatisfactorias”, dijo el canciller turco, Mevlut Cavusoglu, a la agencia de noticias de su país Anadolu.

Cavusoglu expuso varios puntos que le parecieron contradictorios e insistió en que se trató de un asesinato premeditado y planeado.

Explicó que el canciller saudita le llamó poco antes de que la fiscalía hiciera las declaraciones. “Nos dicen que ahora hay 11 personas en prisión preventiva. Antes había 18. Para cinco de esos 11 se ha pedido la pena de muerte. A los otros ¿por qué los han puesto en libertad?”, preguntó el jefe de la diplomacia turca.

Kashoggi, un columnista del diario The Washington Post y crítico de la corona saudita, fue asesinado el pasado 2 de octubre dentro del consulado de su país en Estambul por agentes llegados de Riad, una muerte que, según el presidente Recep Tayyip Erdogan, fue ordenado por “el más alto nivel” del gobierno saudita.

#Orbis

Autoridades indagan si empresas dieron servicio a campaña de Bolsonaro

En un país azotado por la corrupción, las donaciones ilegales y fruto de coimas, la prestación de cuentas ante la justicia electoral es un paso obligatorio para los candidatos en Brasil.

Por Redacción, 2018-11-15 09:20

Río de Janeiro, (Notimex).- El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil pidió a un grupo de empresas que explique a las autoridades judiciales si prestó servicios o no a la campaña del presidente electo, Jair Bolsonaro, en cuyas cuentas electorales fueron encontradas dos docenas de “inconsistencias”.

El juez Luis Roberto Barroso, magistrado del TSE y de la Corte Suprema, dio tres días de plazo para que siete empresas expliquen por qué cancelaron o substituyeron facturas ya emitidas a la campaña de Bolsonaro.

Entre las siete compañías contactadas por la justicia figuran AM4 Brasil Inteligencia Digital, agencia que diseñó la estrategia de comunicación de la campaña y que está en el centro de la polémica por el uso masivo de mensajes por Whatsapp contra Fernando Haddad, contrincante electoral de Bolsonaro, en un servicio al parecer pagado por empresarios brasileños.

Presentadas la semana pasada a la justicia electoral, las cuentas de Bolsonaro en los comicios de octubre pasado fueron objeto de un informe por parte de los técnicos del TSE que hallaron hasta 23 irregularidades que ahora el futuro presidente deberá explicar.

La asesoría de cuentas electorales y partidarias del TSE informó que hubo un incumplimiento de los plazos para informar de ingresos y gastos, inconsistencias entre datos informados por la campaña y los registrados en órganos oficiales, y la recepción de donaciones de fuentes vetadas.

En un país azotado por la corrupción, las donaciones ilegales y fruto de coimas, la prestación de cuentas ante la justicia electoral es un paso obligatorio para los candidatos en Brasil.

Con una recaudación algo superior al millón de dólares y unos gastos cercanos a los 600 mil dólares, Bolsonaro fue electo presidente de Brasil con el 55 por ciento de los votos en las elecciones del 28 de octubre pasado.

El TSE debe validar las cuentas de campaña antes que Bolsonaro sea habilitado, el 10 de diciembre próximo, y a ser investido presidente el 1 de enero de 2019.