El expresidente Jimmy Carter salió hoy al paso de las polémicas afirmaciones de Donald Trump sobre los inmigrantes mexicanos, las que calificó de “muy estúpidas” y anticipó que tendrá “minúsculo apoyo" entre los republicanos más derechistas.

“Ha hecho muy estúpidas declaraciones y comentarios mal aconsejados sobre los inmigrantes. Va a obtener una muy minúscula parte del apoyo del Partido Republicano, los que coinciden con él en la extrema derecha”, dijo en una entrevista con la cadena CNN.

Carter, de 90 años y quien gobernó Estados Unidos de 1977 a 1981, señaló que Trump es sólo un punto en el radar de los aspirantes presidenciales, y sostuvo que la meta del empresario parece ser atraer publicidad con sus “ridículas declaraciones”.

En su libro “The Art of The Deal”, Trump relata que Carter se le acercó después de terminar su Centro de Estudio en Atlanta, Georgia, para pedirle cinco millones de dólares para su biblioteca presidencial.

“Sí recuerdo haber ido con él, como lo hicimos con casi todos los ricos de Estados Unidos. Por cierto, (Trump) decidió no darme dinero”, replicó Carter sobre ese suceso.

Por separado, el senador republicano de Carolina del Sur, Lindsey Graham, acusó a Trump de ayudar a cavar un “hoyo” entre los conservadores y los votantes latinos de Estados Unidos.

“La primera regla de la política cuando estás en un hoyo es dejar de cavar. Alguien necesitar quitar la pala de las manos de Donald Trump”, remató en un discurso en el Consejo Atlántico.

Los republicanos obtuvieron el 44 por ciento del voto latino durante las elecciones presidenciales de 2008 con el candidato John McCain y bajaron a 27 por ciento en 2012 con Mitt Romney.

“Espero que todos los candidatos republicanos digan lo siguiente: Discrepamos con Donald Trump (...) la mayoría de las personas que están ilegalmente aquí son buenas y trabajadoras. Y si no estamos dispuestos a decir eso, vamos a perder en 2016”, finalizó.