Ciudad de México.- Senadores morenistas presentaron una iniciativa para someter a consulta ciudadana si el actual Gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador debe investigar y enjuiciar por corrupción y otros delitos a varios expresidentes del país.

De acuerdo a un documento obtenido por el diario EFE, la pregunta propuesta por lo legisladores dice:

“Estás de acuerdo con que las autoridades correspondientes realicen una investigación sobre presuntos actos ilícitos que hayan causado afectaciones o daños graves al país realizados por los expresidentes de México y, en su caso, se inicie un procedimiento judicial garantizando el debido proceso?”.

El documento, presentado por 15 senadores de Morena y uno del PT, expone que la corrupción en México “ha dañado el tejido económico y social”, además de que ha provocado “decenas de miles de muertes” con el aval de “las más altas esferas del poder político”.

El objetivo de consultar a los ciudadanos es, prosiguen, “determinar si están de acuerdo en que se juzgue a los expresidentes de México que sean presuntamente responsables de la comisión de algún delito durante el ejercicio de sus funciones”.

“De esta forma podemos garantizar que la ciudadanía sea partícipe en la toma de decisiones sobre un tema de trascendencia nacional: la impartición de justicia sin distingos”, detallan.

La iniciativa de los senadores invoca la Ley Federal de Consulta Popular de 2014, que regula los referendos, pero que hasta ahora no ha sido utilizada.

“Jamás se había formulado petición de consulta popular por parte de los integrantes de alguna de las Cámaras del Congreso; por esta razón, nos encontramos ante un hecho histórico y una decisión de la mayor trascendencia en la presente legislatura”, detallaron.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo el pasado lunes que no descarta convocar él mismo la consulta popular para enjuiciar a expresidentes, aunque prefiere que sean los ciudadanos o los legisladores quienes la impulsen.

De acuerdo con la ley, los ciudadanos, los legisladores o el presidente tienen hasta el 15 de septiembre para pedir una consulta popular, la cual coincidiría con las elecciones intermedias del 6 de junio de 2021.

Esta consulta tendría lugar al mismo tiempo que la Fiscalía y el Poder Judicial resuelven el caso de los sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, en el que estarían implicados varios funcionarios de la administración actual y exfuncionarios de administraciones pasadas.