Ciudad de México.- El exdirector de Pemex, Emilio Lozoya ha denunciado a varios personajes de la política en México como parte de las investigaciones que giran en torno al caso de corrupción de Odebrech.

os señalamientos incluyen a partidos políticos, expresidentes, como Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón, Carlos Salinas, exfuncionarios e incluso a los excandidatos presidencias José Antonio Meade y Ricardo Anaya.

De esta forma, el ex director de Pemex busca de reducir su propia sentencia, sin embargo, muchos han salido a negar las acusaciones a calificarlas de persecución y venganza política, incluso hay quienes afirman que se trata de una cortina de humo

Miguel Barbosa Huerta, gobernador de Puebla, negó las acusaciones de haber recibido sobornos en el caso del exdirector de Pemex, luego de que saliera a la luz que el mandatario estatal fue uno de los siete personajes que había recibido 80 millones de pesos para trabajar en favor de la Reforma Energética.

A través de sus redes sociales, el Barbosa Huerta retó al ex director de Pemex a presentar pruebas de su participación en el soborno, de lo contrario, aseguró, presentará una demanda por daño moral.

Ricardo Anaya, excandidato presidencial en 2018 por la coalición "Por México al Frente" calificó como falsas las acusaciones de Emilio Lozoya, quien aseguró haberle entregado más de seis millones de pesos.

Anaya manifestó que también emprenderá acciones legales en contra de Lozoya ante un tribunal federal por daño moral y subrayó que las acusaciones en su contra son falsas, absurdas y le provocan repudio, dijo a través de un comunicado.

Felipe Calderón, ex presidente de México, también fue señalado por el ex director de Pemex al revelar que los sobornos de Odebrecht comenzaron con el gobierno del panista y se extendieron a la administración de Enrique Peña Nieto.

Calderón aseguró que Emilio “L” ha sido chantajeado con el encarcelamiento de su madre para tener un instrumento de persecución política, calificó lo dicho por Lozoya como ridículo y aseveró que el presidente Andrés Manuel López Obrador utiliza el caso como venganza y persecución política.

José Antonio Meade, del PRI, quien fue secretario de Energía con Peña Nieto; y estuvo al frente de la Secretaría de Hacienda en el gobierno de Felipe Calderón, también se deslindó de los actos de corrupción a través de su cuenta de Twitter.

Meade Kuribeña sostuvo que se tratan de acusaciones sin pruebas y que está dispuesto en colaborar con las investigaciones en todo momento

Frente al presidente Andrés Manuel López Obrador, el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién atribuyó a una intención política por las elecciones en la entidad el próximo año, a la filtración de un video donde aparece uno de sus excolaboradores recibiendo dinero en torno al caso de soborno que expone Emilio Lozoya

Incluso el Partido Revolucionario Institucional (PRI), negó que Emilio Lozoya fuera militante del mismo en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

A través de sus redes sociales, el presidente del CEN del PRI, Alejandro Moreno, aseguró que no existe registro, ni en el padrón actual ni en el histórico, de que Emilio “L” haya militado un solo día en el partido.