Acapulco, Guerrero.- El exprocurador de Guerrero, Iñaky Blanco Cabrera insistió en que fue el grupo delictivo Guerreros Unidos con el apoyo de policías de Iguala, Cocula y Huitzuco, quienes privaron de la libertad y desaparecieron a los 43 normalistas de Ayotzinapa en septiembre de 2014 en Iguala.

En una entrevista radiofónica en la Ciudad de México, el procurador durante el gobierno de Ángel Aguirre Rivero dijo que los policías detenidos y consignados por la Procuraduría de Guerrero ahora Fiscalía tras el ataque y desaparición de los normalistas continúan en prisión y fueron identificados por un grupo de estudiantes como parte de sus agresores.

“Hay algo que está plenamente demostrado y es lo que tiene que ver con la autoría material de los hechos, no hay que darle más vuelta al asunto, yo soy una persona convencida de ello, creo que esto no va a cambiar, esa autoría material e intelectual reside en una organización criminal denominada Guerreros Unidos, contaron con el auxilio de la policía de Iguala, Cocula, Huitzuco, pero no menos lo es que no hay más allá, sí hay quienes incurrieron en algunas irregularidades en la investigación del caso son aspectos que están acreditados y contaminaron la investigación”, comentó.

En relación con las 46 órdenes de aprehensión contra funcionarios públicos de Guerrero anunciadas por el fiscal Alejandro Gertz Manero, Blanco Cabrera dijo que podría tratarse de las personas que alcanzaron su libertad por falta de elementos o con las reservas de ley, “lo que posibilita al Ministerio Público rencause la investigación y solicite de nueva cuenta órdenes de aprehensión que creo que es lo que está ocurriendo”.

Blanco Cabrera dijo desconocer cuáles son los elementos del presidente Andrés Manuel López Obrador para señalar que las investigaciones en el caso fueron fabricadas.

“Yo estoy convencido que la autoría material intelectual y material del hecho reside en una organización criminal denominada Guerreros Unidos”, insistió.

Ayer, el fiscal Alejandro Gertz Manero informó que la Oficina de la Policía Internacional Interpol giró una ficha roja contra Tomás Zerón para que sea buscado en más de 190 países por la supuesta alteración de evidencias en el caso Iguala.

Además, un juez federal giró 46 órdenes de aprehensión contra funcionarios de Guerrero por los delitos de delincuencia organizada y desaparición forzada de personas.