México.- Habitantes de la comunidad de Santa Rosa de Lima en Villagrán, sede del denominado Cártel de Santa Rosa, bloquearon el paso a elementos del Ejército y de las Fuerzas de Seguridad del Estado que pretendían ingresar al poblado para efectuar un patrullaje.

Para ello, hombres, mujeres y hasta niños colocaron llantas en los caminos de acceso a Santa Rosa y les prendieron fuego.

También siguieron a los vehículos en que viajaban los militares y Fuerzas, a quienes les gritaron insultos, hasta expulsarlos de la zona.

El convoy del operativo conjunto optó por retirarse de Santa Rosa.

El 30 de enero, la Marina Armada desplegó un operativo por tierra y aire en un poblado vecino a esta comunidad, dentro de la región que se conoce como “El Triángulo” y que es la base de operaciones del Cártel de Santa Rosa que lidera José Antonio Yepez, El Marro.

Tras asegurar varios transportes en los que se cargaba combustible presumiblemente robado, la reacción de pobladores y presuntos integrantes del cártel fue retener vehículos en la carretera Panamericana y en la libre de Salamanca a Villagrán, mismos que incendiaron para bloquear dichas vialidades.