México.- Alejandro Vera Jiménez, exrector de la Universidad Autónoma de Morelos, fue encontrado responsable del desvío de 239 millones de pesos de recursos públicos a través del esquema conocido como ‘La Estafa Maestra’.

Así lo determinó el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) en una resolución que emana de una denuncia interpuesta por la Auditoría Superior de la Federación en enero de 2019. No obstante, el exrector aún puede impugnar esta resolución mediante un amparo directo ante un tribunal colegiado.

La Estafa Maestra es una investigación publicada en septiembre de 2017 por Animal Político y Mexicanos contra la Corrupción, que documentó que más de 7 mil millones de pesos de recursos públicos fueron desviados en el pasado sexenio a una red de empresas fantasma a través de ocho universidades públicas.

El esquema de desvío consistió en que las dependencias públicas de Gobierno, como Sedesol, Pemex, o Banorte, entregaron recursos a las universidades para que realizaran determinados servicios. Y las universidades, a través de una violación a la ley de adquisiciones, triangularon ese dinero a empresas fantasma, que lo desaparecían sin dar ningún servicio a las dependencias de Gobierno.

En el caso del exrector Alejandro Vera, su universidad firmó un convenio con la Sedesol en 2013, cuando aún estaba dirigida por Rosario Robles -hoy vinculada a proceso y en prisión preventiva por La Estafa Maestra-, para que realizara una serie de servicios relacionados con la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Sin embargo, de acuerdo con lo establecido hoy por el Tribunal Administrativo, la universidad entregó más de 200 millones de pesos de la Sedesol a la empresa fantasma Evyena Servicios.

Para la investigación La Estafa Maestra, Animal Político y Mexicanos contra la Corrupción visitaron el domicilio de Evyena en la colonia Palo Alto, en San Pedro Garza, Nuevo León, en el número 305.

En esa misma dirección, un despacho de escasos metros cuadrados, se encontró otras cuatro empresas fantasma, entre ellas Icalma Servicios y Consultoría, y Grupo Industrial y Servicios Yafed. Todas, supuestamente, debían dar servicios a la Universidad de Morelos.

La Magistrada Zulema Mosri, autora de la sentencia del TFJA, señaló en la sesión transmitida hoy por videoconferencia que la Sedesol dio por cumplidos desde el 15 de noviembre de 2013 los compromisos adquiridos con la Universidad de Morelos mediante un convenio firmado el 6 de mayo de ese año con el entonces rector Vera.

Pero fue hasta el 18 de diciembre, es decir, más de un mes después de que la Sedesol diera por cumplidos esos supuestos servicios, cuando la universidad otorgó el contrato a Evyena, a la que ese mismo día le pagó más de 200 millones de pesos.

“La firma del convenio y el apéndice de 6 de mayo de 2013 son las causas eficientes del daño, sin ellos, no se hubiera materializado el desvío de recursos públicos federales a través de operaciones inexistentes”, dijo la Magistrada, cuyo proyecto fue aprobado mayoría en la Sala Superior del TJFA.

Aunque aun cabe la posibilidad de que el exrector Vera recurra al amparo para impugnar la decisión del Tribunal, en caso de que sea confirmada, se le aplicaría una responsabilidad resarcitoria que se transformará en un crédito fiscal que debe ejecutar el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para recuperar el dinero público desviado.

 

Con información de Animal Político.