Ciudad de México.- Antiguos encargados de secretarías y comisiones ambientales en México mostraron su preocupación al presidente Andrés Manuel López Obrador por el desmantelamiento de las dependencias en materia ambiental durante la actual administración.

Con motivo del Día Internacional de Medio Ambiente, exsecretarios y directores de la Secretaría de Medio Ambiente, el Instituto Nacional de Ecología, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Comisión Nacional Forestal (Conafor) y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), hicieron un llamado urgente en una carta dirigida al primer mandatario con respecto a su actual política ambiental, a la cual calificaron de desastrosa.

Los encargados de las dependencias ambientales desde la década de los noventa en México, alertaron de los riesgos y el desastre que existe actualmente en el país a raíz de las decisiones del gobierno en materia ambiental.

Los exservidores públicos recordaron que las actuales instituciones ambientales de México se crearon a partir de la Cumbre de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo de Río de Janeiro en 1992, precisaron que, si bien faltaba mucho por hacer, el país había progresado en varios rubros. Aunque se requería apretar en el cumplimiento de las leyes y modernizar diferentes cuestiones para afrontar nuevos retos.

Alertaron que con las políticas que se están impulsando, el país ha retrocedido al menos 40 años. “Nuevamente se da prioridad a la producción de energía mediante combustibles fósiles y gasolinas frenando la inversión en energías limpias y renovables”, sentenciaron.

Sobre las medidas que la Secretaría de Energía (Sener) ha tomado con las decisiones del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) para favorecer a la CFE en la producción de la energía eléctrica y de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para aumentar los cobros de transmisión a las empresas de energías limpias, comentaron que impedirán el cumplimiento de la legislación y el compromiso internacional de llegar a tener el 35% de energías limpias para el año 2030.

Además, dijeron que los amparos promovidos contra estas decisiones por las empresas energéticas que ya estaban establecidas, enfrascarán al gobierno federal en demandas millonarias, con costos muy elevados para las finanzas públicas del país.

Los exservidores públicos externaron su preocupación por el hecho de que los principales proyectos del gobierno de la 4T —el Tren Maya, el Aeropuerto de Santa Lucía, y la refinería de Dos Bocas— iniciaron sin las debidas autorizaciones de impacto ambiental, sin aplicar correctamente las normas ambientales, contrarias al marco legal.

En la misiva dirigida al presidente López Obrador recalcaron los actuales recortes a dependencias ambientales como la Conafor -con una pérdida de más del 65% de su presupuesto-, la Profepa, la Comisión Nacional del Agua, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, la Conanp, y la Conabio, a lo que pidieron al presidente darle prioridad al tema ambiental.

La carta fue firmada por:

Antonio Azuela de la Cueva
Francisco Barnés Regueiro
José Ignacio Campillo García
Julia Carabias Lillo
Alberto Cárdenas Jiménez
José Cibrián Tovar
Javier de la Maza Elvira
Alejandro del Mazo Maza
Juan Rafael Elvira Quesada
Ernesto Enkerlin Hoeflich
Adrián Fernández Bremauntz
Luis Fueyo Mac Donald
Hernando Rodolfo Guerrero Cázares
Guillermo Haro Belchez
Víctor Lichtinger Waisman
Miguel Limón Rojas
Ignacio Loyola Vera
José Luis Luege Tamargo
Santiago Oñate Laborde
Enrique Provencio Durazo
Gabriel Quadri de la Torre
Manuel Agustín Reed Segovia
Jorge Soberón Mainero

Con información de El Financiero