El alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre se reunió este lunes con diputados federales, a quienes les presentó la iniciativa de ley para que el delito de extorsión sea federal.

Según explicó, la propuesta pretende que la discusión se lleve a la tribuna de la Cámara de Diputados, y la reforma de ley aplique a todas las entidades.

"Es una iniciativa de ley que trata de federalizar el delito de extorsiones, que ya está y que hoy se les va a presentar y a dar a conocer ", expresó el edil, antes de reunirse con los legisladores en el hotel Crowne Plaza.

Cuestionado, dijo que las denuncias por este delito no son suficientes, y reconoció que la mayoría de las personas prefieren calla.

Dijo que esta situación vuelve muy difícil obtener un dato preciso del número de extorsiones que existe en el puerto.

Afirmó que se necesita que la ley pueda sancionar a todo aquel que quiera extorsionar a fin de obtener ingresos.

Dijo que la federalización de este delito permitiría que los criminales sean castigados con “todo el peso de la ley”.

En esta reunión se tenía contemplada la presencia del presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, quien finalmente no pudo asistir.

Por otra parte, dijo que ya firmó el acuerdo petitorio con las cinco secciones sindicales, y afirmó que era un problema que no se había hecho desde hace varios años.

De igual forma, comentó que cerraron el acuerdo con el dirigente estatal del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), Humberto Piza Pérez.