México.-Un hombre que custodiaba un tráiler que transportaba pantallas fue baleado este miércoles por hombres, que después robaron el camión, en la autopista México-Querétaro.

El custodio recibió 10 impactos de arma de fuego dentro de su vehículo, que iba detrás del tráiler.

Personal de la Secretaría de Seguridad Pública del Cuautitlán Izcalli y servicios periciales llegaron al lugar para recabar más información y tratar de localizar a los responsables.

También fue cerrada la incorporación a la avenida Ejército Mexicano.

El robo a transporte de carga en México es uno de los delitos que más ha crecido en México.

La inseguridad en las carreteras ha dejado a este sector sin choferes y con pocas aseguradoras porque el traslado de mercancías es ya un mercado de alto riesgo, durante el 2018, al menos 15 choferes han sido asesinados en el país.

El Estado de México, Puebla, Veracruz, Tlaxcala y Michoacán concentran el 93 por ciento de todos los robos a transporte de carga en México, según las cifras que dio a conocer la Cámara Nacional de Transporte de Carga, la Canacar.

Los ladrones se llevan alimentos, muebles y electrodomésticos dependiendo lo que transporten los tráileres.

Las bandas que asaltan a transportistas también se roban tractocamiones completos que algunas veces son encontrados desmantelados.

Son muchos los métodos que los delincuentes utilizan para apoderarse de las mercancías, uno de los más comunes es el uso de patrullas clonadas.

Las bandas que asaltan a transportistas usan la violencia, pero también recurren a la tecnología para delinquir.

En internet es muy fácil comprar bloqueadores de señal satelital o “jamers” para desactivar los GPS de las unidades de carga. Hay desde los más baratos, por menos de 2 mil pesos, hasta los más sofisticados, que se cotizan en 20 mil y que tienen un radio de alcance mayor y también bloquean la señal de telefonía celular.

Los transportistas piden que además de reforzar la vigilancia en las carreteras se apliquen otras medidas, como prohibir la venta de bloqueadores de GPS, y que el robo de carga sea considerado delito grave que incluya la prisión preventiva.