México.- Murió Perla Verónica Viera Arreola, de 31 años de edad, quien el 10 de septiembre pasado fue quemada por sicarios junto a sus dos hijos mientras secuestraron a su esposo dentro de su propio domicilio, en el municipio de Empalme, Sonora.

La Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE), informó que la mañana de este lunes 23 de septiembre a las 8.56 horas dejó de existir, en el Hospital General de Zona 14 del IMSS de esta capital, Perla Verónica al no superar las quemaduras de las que fue víctima en el incendio registrado en su vivienda, luego de un ataque armado en la colonia Libertad en la ciudad de Empalme.

Es la tercera víctima del ataque registrado la tarde del martes 10 de septiembre, mismo día en que perdió la vida Dayron Jesús, el menor de edad de 8 años que no pudo superar las quemaduras de segundo y tercer grado de las que fue objeto en este siniestro.

Otra víctima de esta agresión fue Christian Abel Luna Franco, quien falleció la mañana del viernes 20 de septiembre, él presentaba quemaduras en el 59 por ciento de su cuerpo, y fue quien, al parecer, ingresó a la vivienda en llamas para rescatar a su cuñada y a sus dos pequeños sobrinos Dayron Jesús y Keyli Cristal, de 8 y 2 años de edad respectivamente.

La menor de 2 años, quien tuvo quemaduras en 65 por ciento de su cuerpo, se reporta delicada pero estable por parte del hospital especializado donde se encuentra internada en Sacramento, California.

Integrantes de los tres niveles de Gobierno mantienen abierta la investigación que lleve a dar con los responsables de esta agresión armada y siniestro de incendio.

El día de los hechos

Al rededor de las 18:50 horas del martes 10 de septiembre, un grupo de personas fuertemente armadas irrumpió en la vivienda ubicada sobre el boulevard 16 de Septiembre y calle 20, en el sector Libertad, de Empalme, Sonora, a 142 kilómetros de la capital de Sonora.

Detonaron en varias ocasiones armas de fuego hacia el interior de la casa con la familia adentro, luego ingresaron por un hombre identificado como José de Jesús de 23 años de edad, a quien le apodan “El Pelón”. Hasta el momento no ha sido localizado.