Chilpaningo, Guerrero.- El obispo Salvador Rangel Mendoza reveló que el Coronavirus (Covid-19) cobró la vida del primer sacerdote adscrito a la Diócesis de Chilpancingo-Chilapa, a la edad de 69 años de edad.

Se trata del párroco Ignacio Morales Pablo, quién murió a las 4:00 de la mañana de este miércoles y estaba a cargo de la iglesia de San Judas Tadeo en la colonia Javier Mina, ubicada al norte de esta ciudad.

Sin embargo, hasta hoy jueves fue que las autoridades eclesiásticas dieron a conocer que su deceso fue a causa de esa enfermedad viral.

"Su caso se fue complicando. El empezó con una especie de gripe, pero no se la cuidó. En eso lo trasladan al hospital y en el transcurso le da un derrame cerebral y desgraciadamente murió el día de ayer", detalló.

Dijo que del Hospital General "Raymundo Abarca Alarcón" donde fue atendido, fue traslado en una cápsula Covid y sepultado en el municipio de Copalillo, ubicado en la zona Norte de Guerrero, de donde era originario.

Rangel Mendoza dijo que las personas que los asistían ya tomaron sus precauciones tras el fallecimiento del padre, como el de ponerse en cuarentena.

Finalmente, dijo que la Diócesis tiene un registro acumulado de siete sacerdotes infectados, dos de los cuales se encuentran graves, sin embargo dijo que continuarán realizándose las celebraciones religiosas.