México. Notimex.- En este año, la Península de Yucatán registra cinco meses con déficit de lluvias respecto a su promedio histórico (1981-2010), especialmente en Quintana Roo y Yucatán, por lo que diversas regiones del centro y oriente presentan categorías anormalmente secas y de sequía severa.

El director General del Organismo de Cuenca Península del Yucatán (OCPY) de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Fedro Uriel Tapia González, explicó en entrevista que esa información forma parte de los datos aportados por el Monitor de Sequía del Servicio Meteorológico Nacional.

“Entre el 1 de enero y el 16 de septiembre pasados, los meses más secos para la Península fueron marzo, mayo, julio, agosto y septiembre, y aunque el resto del año se tuvo una captación pluvial ligeramente superior al promedio, el acumulado general está por debajo de la media”, precisó.

En cuanto a las estadísticas, Fedro Uriel Tapia informó que la Península de Yucatán tiene 6.5 por ciento de su territorio con sequía severa -especialmente en la zona sur oriente de Quintana Roo-, 37.6 por ciento con sequía moderada, 25.7 por ciento como anormalmente seco y solamente 30.2 por ciento de la superficie no tiene ningún tipo de afectación.

Destacó que a pesar del déficit de lluvias, la Conagua está preparada para prevenir y atender las posibles contingencias que se presenten en la región.

“La presencia de sequía en la península no es tan marcada como en otras regiones del país; sin embargo, es de suma importancia que se haga uso eficiente del agua para prevenir futuros problemas de abastecimiento”, precisó.

Además, señaló que la región peninsular cuenta con una gran reserva de agua en el subsuelo, lo que permite garantizar el abasto de agua potable para consumo humano y para cubrir las diferentes actividades económicas.

Sin embargo, dijo, ello implica un mayor compromiso para cuidar este recurso vital. Señaló que "la prevención es indispensable, para esto nos sirve el Monitor de Sequía, es una herramienta que brinda los elementos técnicos necesarios para planificar y tomar decisiones en cuanto a la administración del agua en la región”.

“Un ejemplo muy claro es el caso de la Ciudad de México, en donde se anunció una disminución en el suministro para garantizar el derecho humano al agua”, añadió el funcionario.

Por otra parte, la Conagua cuenta con el Programa Nacional contra la Sequía (Pronacose), a través del cual se implementan medidas preventivas y de mitigación de la sequía, como identificación de fuentes de abastecimiento alternas, promoción del uso eficiente del agua, campañas de educación y concientización, entre otras.

Finalmente, reiteró el exhorto para hacer un uso eficiente y racional del agua, ya que en gran parte de país ha sido un año anormalmente seco y las fuentes de abastecimiento se deben conservar para garantizar el derecho humano al agua.