De acuerdo a un comunicado de la Fiscalía General de Guerrero (FGE), tras la reunión del día de ayer entre el fiscal general, Miguel Ángel Godínez, miembros del Congreso del estado y familiares de los cuatro profesionistas desaparecidos el pasado 19 de junio, estos últimos acudirán a “un laboratorio de su confianza” para realizar pruebas genéticas en torno a los cuerpos hallados el pasado 23 de junio en las inmediaciones de la comunidad de Santa Bárbara, en la zona rural de Chilpancingo.

La FGE afirma que estos cuerpos pertenecen a los desaparecidos, por lo que los resultados serán cotejados con los de la fiscalía, esto luego de que los familiares rechazaran las declaraciones de la Fiscalía.

De igual forma, los resultados que los familiares reciban del laboratorio que elijan serán cotejados con los que arroje la Procuraduría General de la República (PGR) misma que realiza en estos momentos tras solicitud de la propia FGE, y que entregará en los próximos días.

Los diputados que asistieron fueron integrantes de la Comisión de Gobierno que preside el diputado Bernardo Ortega Jiménez y así como los representantes de cada bancada partidista.

La reunión se llevó a cabo en la sala José Bajos Valverde del Congreso de Guerrero, y fue a puerta cerrada. Pese a que se tenía programada a las 11:00 horas, inició casi tres horas después.

En el comunicado, la FGE destaca:

“La Fiscalía reitera que la investigación seguirá su curso, hasta esclarecer los hechos, procurando como siempre, la atención a las víctimas u ofendidos del delito”.