México.- Al cumplirse 56 meses desde que 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecieron, madres y padres de los jóvenes exigieron al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, y al fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, la designación del fiscal especial para que dé seguimiento al caso, pues argumentan que en seis meses sólo se han dado largas.

En una marcha que salió del Ángel de la Independencia al Hemiciclo a Juárez en la Ciudad de México, el representante de los padres, Melitón Ortega criticó que el nombramiento está parado desde hace cuatro meses, lo que ven “preocupante pues no hay acciones para que opere la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia del caso Ayotzinapa”.

En el mitin final de la marcha, las familias de los 43 consideraron que el fiscal encargado del caso debe ser una persona honesta, apegada a la verdad, a la justicia y a la igualdad.

Asimismo, reprocharon que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) pretenda retomar y mantener la hipótesis de la quema de los estudiantes en el basurero de Cocula, y que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) no está dando las facilidades para investigar la participación de sus elementos en los hechos.

Blanca Nava, mamá del normalista desaparecido Jorge Álvarez Nava, criticó que el trabajo de López Obrador “es lento, pues ya llevamos seis meses con el nuevo Gobierno y no hay avances como nosotros quisiéramos. Nosotros como madres ya estamos bien desesperadas. La Fiscalía se está tardando en nombrar al nuevo fiscal que debe seguir las investigaciones de los expertos y no hay avances”.

Familiares, activistas, normalistas y sociedad civil marcharon este domingo para recordar que van 56 meses de la desaparición de los jóvenes en Iguala, al mismo tiempo que exigieron la aparición con vida de los alumnos, y castigo a los responsables.

“¡Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos!”, gritaron alrededor de 500 personas que acudieron a la protesta, de acuerdo con información de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).