Chilpancingo, Guerrero.- Integrantes de la Cuarta Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas, que integra a familias y colectivos de desaparecidos en el país, marcharon por paz en el municipio de Huitzuco - lugar relacionado con la desaparición de normalistas-. Ayer por la tarde arribó a Guerrero la 4BNBPD que durante dos semanas recorrerá varios municipios del estado -principalmente en la región Norte- en búsqueda de fosas clandestinas con el fin de encontrar a sus familiares desaparecidos por la violencia. Las Brigadas Nacionales han recorrido en años pasados los estados de Veracruz y Sinaloa, con resultados positivos en la localización de restos humanos en fosas clandestinas. Hoy por la mañana se celebró la una misa en la catedral del municipio de Huitzuco, celebrada por el obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza. Monseñor llamó a la unidad de las familias y pidió un alto a las desapariciones en México, que han arrojado dolor a las familias que ahora tienen que buscar a sus seres queridos hasta en fosas clandestinas. Alrededor de las 12 del mediodía inició una marcha por la paz en la ciudad donde las cientos de personas exigieron la presentación de sus familiares desaparecidos. La brigada en Guerrero está coordinada por el activista Mario Vergara quien lleva siete años buscando a su hermano secuestrado en la región Norte del estado. Huitzuco fue uno de los municipios presuntamente relacionados con el grupo delictivo Guerreros Unidos, responsable de la desaparición de 43 estudiantes, y su policía municipal fue acusada de haberse llevado a un grupo de estudiantes para entregarlos a "El Patrón". Mañana iniciará la búsqueda de fosas clandestinas en ese municipio de Guerrero y en los próximos días continuarán en otras zonas