México.- Dos establecimientos registrados ante la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (CANIRAC) han sido víctimas de la extorsión y presentan pérdidas económicas, y aunque no se ha determinado el monto, aunque formalmente ya se presentaron denuncias sobre los presuntos hechos delictivos.

La presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera en Yucatán (Canirac), Alejandra Pacheco Montero, reveló  que en el primero de los casos se entregó una cantidad de dinero, en otro, dinero y algunos muebles o insumos de los restaurantes afectados.

Citó  que esto se dio a conocer luego de que ya lograron contabilizarse  50 llamadas de extorsión de las que ya han sido víctimas varios establecimientos y que se han recibido en las últimas semanas, situación que dijo, ya se está atendiendo  con las autoridades y  con cada uno de los dueños de las cadenas restauranteras o responsables de las sucursales.

Pacheco Medina detalló que es alarmante toda vez que los delincuentes se comunican fingiendo ser parte de instancias gubernamentales como Profeco, Protección Civil, Ayuntamiento y hasta del Sistema de Administración Tributaria (SAT), solicitando datos como nombre de los dueños del negocio, dirección, nombre del encargado o gerente de sucursal.

Sin embargo, lo que más preocupa es el meticuloso trabajo de investigación, pues ya se han hecho pasar hasta por proveedores.

No quiso puntualizar si se trataría de gente vinculada al crimen organizado, pero reiteró el llamado a las autoridades para que se realicen las investigaciones pertinentes y no haya más víctimas, pues reconoció que esto ha levantado alarma en el sector. Incluso han pedido una amplia y profunda investigación sobre los hechos.

“Se las ingenian como si fueran personal que colabora en alguno de los establecimientos de gobierno, por lo que los empleados de restaurantes confían y comienzan a dar la información. Hay casos en los que llegan fingiendo ser proveedores y le piden al encargado alguna cantidad por trabajos o entrega de productos, precisó la dirigente.

Alejandra Pacheco reiteró que ante estos casos, además de las denuncias presentadas, realizan una campaña de información vía redes sociales y cada dueño de comercio con su personal para dar las indicaciones precisas sobre cómo actuar ante un posible caso de extorsión. Entre las recomendaciones están que si una llamada les parece sospechosa, cuelguen inmediatamente y se comuniquen con sus jefes.