Las guerrillas de las FARC han atentado en 64 ocasiones contra la infraestructura energética y vial de Colombia desde el pasado 22 de mayo hasta hoy, cuando se registraron tres acciones insurgentes, denunció la Defensoría del Pueblo.

En la madrugada de este jueves las FARC hostigaron la estación de Policía en el casco urbano del municipio de Cajibío, en el departamento del Cauca, situación que se extendió por espacio de 20 minutos y ocasionó daños en al menos 10 viviendas aledañas, señaló.

Además de las viviendas, la iglesia del pueblo también resultó afectada y una civil identificada como Esperanza Flórez, resultó herida por las esquirlas de un artefacto explosivo.

Otra columna rebelde destruyó un tramo de la autopista Panamericana, lo que generó “un represamiento (embotellamiento) de vehículo superior a los 10 kilómetros de distancia, llegando a la ciudad de Popayán (sur-occidente)”.

El frente 48 de las FARC activó “una carga explosiva contra un tramo del oleoducto Trasandino en el punto Boquerón, cerca de un resguardo indígena en el corregimiento San Juan del municipio de Contadero, sobre la vía Pasto-Ipiales (sur-occidente)”.

Las FARC iniciaron en mayo pasado una ofensiva contra la infraestructura vial y energética de Colombia, para presionar un acuerdo de cese al fuego bilateral en la mesa de negociación de las FARC.

El grupo rebelde anunció un nuevo cese al fuego unilateral a partir del próximo lunes 20 de julio, por un periodo de 30 días con posibilidades de ampliarlo.

Notimex