México.- Ante la decisión del gobierno federal de importar medicinas que no tengan registro nacional, pero que estén avaladas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica advirtió que ello no garantiza su calidad y que los principales afectados serán los pacientes que reciban los fármacos.

Rafael Gual Cosío, director de esta cámara, aseguró que la OMS aclara en su sitio oficial que aunque los productos se encuentren en su listado "no significa que se garantice su seguridad y eficacia".

“La OMS se exime de toda responsabilidad por cualquier lesión, muerte, pérdida, daño u otro tipo de perjuicio que surja como resultado de la adquisición, distribución y uso de cualquier producto contenido en este listado", explicó.

En entrevista, Gual Cosío expuso que el decreto del Ejecutivo establece que se podrán importar medicinas que no tengan registro nacional si están, en cambio, aprobadas por los órganos reguladores de Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá y Australia, así como de agencias reguladoras de la OMS, incluyendo los medicamentos y vacunas precalificados.

Además de los posibles daños a la salud, destacó que la importación de medicinas de cualquier parte del mundo deja de lado a la industria instalada en México, la cual ha invertido por años y se ha preocupado por cumplir 100% los requisitos de la Cofepris.