La directora del Instituto Municipal de la Mujer (IMMA), Elsa Zamora Acosta señaló que los actuales niveles de casos de feminicidio en Acapulco muestran que la violencia se encuentran en niveles extremos.

“Es algo terrible que está pasando, apenas en dos días tuvimos a tres mujeres asesinadas, y esto nos permite darnos un panorama de la gravedad”, dijo, y advirtió que los niveles de violencia se encuentran en niveles extremos.

“La mayoría es asesinada por sus parejas, por personas allegadas a ellas, con quienes tienen una relación sentimental”, dijo.

Señaló que las recomendaciones a nivel internacional en materia de derechos humanos y de violencia de género deben ser atendidas y acatadas por las autoridades.

“Son instrumentos que nos dicen que debemos vivir una vida libre de violencia, en igualdad de condiciones y oportunidades”.

Sin embargo, recordó que la situación de la violencia contra las mujeres se ha mantenido durante años en el estado:

“Guerrero siempre ha estado en los primeros lugares, hablamos de entre tercero y cuarto lugar en este tipo de índices”, explicó, entrevistada antes de una comparecencia del IMMA en el Ayuntamiento.

Estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública señalan que en Guerrero, de 2012 a 2014, se cometieron un total de 409 asesinatos de mujeres, de los cuales sólo 58 casos se han investigado como feminicidios, es decir sólo 9.7 por ciento de los casos.

La directora del IMMA explicó que a través de talleres, platicas y presentación de iniciativas de ley, el Instituto busca trabajar por la disminución de la violencia contra las mujeres. Asimismo, mencionó que se trabaja con organizaciones civiles para trabajar sobre los diversos problemas relacionados con el género.

Además, mencionó que existe un consejo de asistencia y prevención de la violencia familiar en coordinación con las autoridades de Seguridad Pública del estado y el municipio.

De igual forma, dijo que se han realizado cambios en torno a la legislación, en respuesta a la naturaleza de los delitos, lo que ejemplificó con los cambios de la Ley de Asistencia y Prevención de la Violencia Familiar de Guerrero.

 “Antes creíamos que la violencia era intrafamiliar, dentro de ella; ahora vemos que la violencia se da fuera de ella, y sigue siendo familiar”, explicó.

Finalmente, invitó a las mujeres que sufren de violencia de género a acudir al IMMA, misma que tiene enlaces con la Secretaría de la Mujer de Guerrero y el DIF, a través de un programa de refugios y albergues. Programa que incluye atención, de requerirse, para sus hijos.