Ciudad de México.- El titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), Santiago Nieto Castillo, informó que ya solicitó a Estados Unidos la detención con fines de extradición del exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, acusado por desvío de recursos públicos al Partido Revolucionario Institucional (PRI), con fines electorales.

“Se solicitó la ficha roja Interpol [Organización Internacional de Policía Criminal , en segundo lugar a los Estados Unidos de América se solicitó la extradición de César Duarte”, señaló el titular de la Fepade, tras participar en un evento en la sede del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Además, la Fiscalía adscrita a la Procuraduría General de la República (PGR) también solicitó el desafuero de la presidenta del Congreso de Chihuahua, Diana Karina Velázquez Ramírez, acusada de recibir recursos públicos estatales de 2014 a 2015.

“Estamos hablando de 14 millones de pesos [609 mil pesos, según lo dicho por el titular de la Fepade en otras ocasiones] que estuvo recibiendo durante su presidencia y que no fueron reportados en el Instituto Nacional Electoral [INE]. Se trató de desvíos de la Administración Pública Centralizada del Estado de Chihuahua”, detalló Nieto.

Sobre la tardanza de emitir una orden de extradición al ex gobernador de Chihuahua, Santiago Nieto, señaló que se debió a una coordinación con las demás autoridades, ya que, dijo, los delitos electorales no son considerados graves.

Nieto Castillo señaló ante ello, aunque existen varios delitos electorales por los que se ha perseguido al ex gobernador de Chihuahua, en dichos casos no procede la prisión oficiosa, sin embargo, agregó que en coordinación con el actual Gobierno estatal se está trabajando en buscar mayores elementos que permitan obtener la extradición de Duarte.

A inicios de junio, la Fepade informó que investigaba la responsabilidad de Duarte, por la supuesta retención ilegal del 5 al 10 por ciento del sueldo a 700 empleados del Gobierno del estado de Chihuahua, que durante seis años, acumularon mínimo 79 millones de pesos (de 1.2 a 1.7 mdp mensuales), presuntamente entregados al PRI para financiar campañas de forma ilegal.

Días después, la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que el Gobierno de Chihuahua, que entonces encabezaba Duarte Jaquez, desvió 246 millones de pesos presuntamente para la campaña del candidato del PRI a la gubernatura de aquella entidad, Enrique Serrano Escobar, ex alcalde de Ciudad Juárez y ex presidente de la Mesa Directiva del Congreso local.

Así lo informó la FGE través de un testigo -identificada como T901-17-, durante la audiencia de vinculación a proceso de Karla Areli Jurado Bafidis, ex directora administrativa de la Secretaría de Educación, Cultura y Deporte (SECyD), presuntamente copartícipe en el desvío de los 246 mdp.

Ayer, el encargado provisional de la PGR, Alberto Elías Beltrán, señaló que el proceso de detención de César Duarte “será tarea de las autoridades norteamericanas”, sin embargo, dijo, no saben dónde está ubicado el ex gobernador de Chihuahua.

El pasado 28 de marzo, el actual gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, afirmó que su predecesor Duarte Jáquez, es un prófugo de la justicia y huyó a El Paso, Texas, Estados Unidos, para evitar su captura.

Días después, la Interpol emitió una “ficha roja” para la búsqueda y localización en 190 países del ex mandatario César Horacio Duarte Jáquez, que cuenta con una orden de aprehensión por el presunto delito de peculado.