Guerrero.- Decenas de feligreses católicos del municipio de Tixtla, salieron a las calles para acompañar en un recorrido a la Virgen del Santuario, a pesar de que esta entidad está en la etapa más crítica de contagios del virus SARS-CoV2.

En días pasados, el párroco de la iglesia en Tixtla, pidió a la ciudadanía no salir a las calles y explicó que él llevaría la imagen de la virgen por algunas zonas del municipio.

La gente ignoró las recomendaciones del párroco, así como las medidas sanitarias y durante varias calles acompañaron el recorrido.

Las autoridades municipales ordenaron el regreso inmediato de la imagen a la iglesia para seguir evitar aglomeración de personas.

"Es lamentable la actitud irresponsable de la ciudadanía que no acata ninguna indicación, a pesar de los múltiples llamados de atención, a pesar de la situación tan grave que estamos viviendo, fue un gesto de fe de parte del Consejo Parroquial sacar a la Virgen en este recorrido que se les explicó mil veces sería sin gente y podrían verlo desde sus hogares (...) Le he pedido al presidente del Consejo que de manera inmediata lleve de regreso a la Virgen de su Santuario y dé por terminado este recorrido".

"En vista de que no se respeto el acuerdo y no se puede hacer uso de la fuerza pública para contener a la gente, no volveremos a permitir un recorrido como éste!", Escribió la presidenta municipal de Tixtla, Erika Alcaráz Sosa.

El 31 de mayo, se celebra en Tixtla a la Virgen del Santuario, en el tradicional barrio del Santuario, sin embargo por la alerta sanitaria en el país, se había acordado que no se llevaría a cabo ningún tipo de festejo.