Guerrero.- Familiares de Juan De Dios Solano Laureano, agente de Tránsito Municipal, acusaron a los agentes de la Policía Estatal por haberlo detenido de manera ilegal y por su desaparición.

El agente de 35 años de edad fue detenido por un grupo de uniformados la tarde de ayer en un tramo de la Avenida Gobernadores, en el punto conocido como La Curva, en Chilpancingo.

La detención se efectuó mientras el agente se transportaba abordo de una motocicleta hacia un taller mecánico de la zona, donde recogería su vehículo.

La madre del detenido refirió que su hijo fue trasladado primero a unas oficinas ubicadas en la colonia Viguri y, posteriormente, los uniformados lo cambiaron de patrulla y lo llevaron a la Fiscalía General del Estado.

La hermana del detenido señaló que el agente fue llevado a la FGE, encapuchado, amordazado de pies y boca, y en la parte baja del sillón de la patrulla

La madre de Solano Laureano, expresó que había logrado hablar con el encargado de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, Fabrizio Bautista Romero, quien le informó que su hijo se encontraba en buen estado de salud.

Le informó que su hijo era investigado por las autoridades, junto con otros dos agentes de la Policía Municipal. Sin embargo, este jueves a la madre le informaron que su hijo detenido no se encontraba en la FGE.

Ayer, se informó que al menos cinco agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, mantenían rindiendo su declaración en torno al caso del asesinato del empresario Jorge Ochoa Parra, quien fue sustraído el marte de su establecimiento y después fue hallado muerto sobre el Boulevard Vicente Guerrero.