Ciudad de México.- La Fiscalía General de la República (FGR) pidió a un juez vincular a proceso a Emilio Lozoya por el caso Agro Nitrogenados, durante la audiencia virtual del ex director de Pemex, quien comparece desde el Hospital Ángeles de Pedregal.

El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) informó que la audiencia inició a las 09:35 horas y no se llevó a cabo de manera presencial debido al estado de salud de Emilio Lozoya, quien padece anemia diagnosticada desde España, antes de su extradición a México.

Al iniciar la causa penal, la FGR notificó a Emilio Lozoya sobre la investigación en su contra, contra su hermana Gilda Susana y contra el presidente de Altos Hornos de México, Alonso Ancira, por la compra de un inmueble con recursos de procedencia ilícita, ya que acusó que de junio al 28 de noviembre de 2012 se transfirieron 3 millones de dólares de la empresa "a una cuenta de la que es beneficiaria su hermana, sin que se identificara el origen de la transferencia".

En el procedimiento judicial, el ex funcionario aseguró no ser responsable ni culpable de los delitos que se le imputan, pues afirmó que "el inmueble al que se refieren fue declarado ante la Secretaría de la Función Pública".

Sobre las acusaciones de recursos ilícitos dijo "lo aclararé al momento de presentar los datos de prueba".

Las pruebas contra Lozoya

La fiscalía presentó como dato de pruebas que el 5 de marzo de 2019, Martha Edith Márquez Acosta, representante legal de Pemex, hizo conocimiento de una nota criminal, donde PMI Holding, empresa filial de Pemex, informó que para la adquisición de la planta de Agro Nitrogenados se requerían 400 millones de dólares, de los cuales 150 millones de dólares eran para reiniciar actividades.

El 1 de diciembre de 2013 se modificó el avalúo y de 400 millones de dólares pasó a 475 millones de dólares, por lo que se solicitó un avalúo al Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indabin) de la planta adquirida, pero luego se pidieron eliminar los avalúos y que se hiciera uno comercial.

En ese caso, Emilio Lozoya, en calidad de director de Pemex, dijo que era primordial para el gobierno la "producción de fertilizantes" y por eso era importante adquirirla, para lo que se requerían de inicio 175 millones de dólares y 200 millones de dólares para la reactivación de la planta, "e insistió en que la primera era la producción de fertilizantes".