México.- La Fiscalía General de la República pidió comparecer ante la justicia a tres exfuncionarios por presuntamente pagar ilegalmente 400 millones de pesos por la supervisión y mejora de los comedores comunitarios del Estado de México, en un caso más de la "Estafa Maestra".

Se trata de un caso donde la Secretaría de Desarrollo Social, hoy de Bienestar, contrató a la Universidad Politécnica de Chiapas (UPCH) y del que se acusa la inexistencia de comprobantes para acreditar los servicios, la subcontratación superior a la permitida por ley y un adeudo al proveedor, en principio no registrado.

La empresa que subcontrató la Universidad es Productos Serel, perteneciente a Grupo Cosmos, del empresario Jack Landsmanas Stern, uno de los grandes proveedores de alimentos a nivel nacional.

Los exfuncionarios a imputar son Martha Lidia Montoya Santos, ex directora de Tesorería, y José Israel Torres Gutiérrez, director general de Desarrollo Comunitario, ambos de la Sedesol; y José Roberto Aguilar Fuentes, abogado general de la Universidad Politécnica de Chiapas (UPCH).

El Ministerio Público Federal pidió a un juez del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Oriente una audiencia inicial para imputarles el delito de uso indebido del servicio público, en las modalidades de pago ilegal, contratación indebida y ser parte de la misma.