México, Reuters.-El Comité de Ética de la FIFA anunció el martes que suspendió de por vida al venezolano Rafael Esquivel y al nicaragüense Julio Rocha para cualquier actividad relacionada con el fútbol a nivel local e internacional.

Esquivel, expresidente de la Federación Venezolana de Fútbol, y Rocha, quien lideró la asociación nicaragüense, eran investigados desde el 27 de mayo de 2015.

El Comité de Ética sostuvo que Rocha y Esquivel violaron el artículo 21 del código de ética de la entidad sobre al estar involucrados en actos de corrupción y pago de sobornos.

Richard Lai, antiguo presidente de la Federación de Futbol de Guam y ex miembro del comité de audición de la FIFA, así como Rocha, ex presidente de la Federación de Nicaragua y Esquivel, ex presidente de la Federación Venezolana (FVF) fueron "suspendidos de por vida de toda actividad ligada al futbol, tanto a nivel nacional como internacional", por la comisión de ética de la FIFA.

Rocha era también el encargado de desarrollo del futbol en la FIFA y Esquivel fue vicepresidente de la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol).

Los tres hombres forman parte de los 42 antiguos responsables de futbol y empresarios imputados por la justicia estadunidense en el marco de un vasto escándalo de corrupción conocido como Fifagate. Muchos de ellos están siendo juzgados actualmente en Nueva York.

La primera bomba del Fifagate estalló en Suiza el 27 de mayo de 2015, dos días antes del 65 congreso de la FIFA en Zúrich y en el que sería reelegido Joseph Blatter para un quinto mandato.

A pedido del Departamento de Justicia de Estados Unidos fueron arrestados ese 27 de mayo, entre otros, el uruguayo Eugenio Figueredo, en ese entonces vicepresidente de la FIFA y ex presidente de la Conmebol y la federación (AUF) de su país, y Rafael Esquivel.

Se les acusó de aceptar sobornos de decenas de millones de dólares por los derechos de televisión de competiciones como la Copa América. Esquivel era presidente de la FVF desde 1988.

El dirigente venezolano se declaró culpable de extorsión y fraude en noviembre de 2016. Admitió aceptar sobornos a cambio de la concesión de los derechos de televisión y marketing. Rocha se declaró culpable de delitos similares en diciembre de 2016.