San Quintín, BC.- Autoridades de los tres órdenes de gobierno acordaron una serie de acciones coordinadas, para en un plazo de 15 días encontrar una alternativa de solución integral a la problemática de los jornaleros agrícolas en esta localidad.

El gobernador Francisco Vega de Lamadrid y el subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda Nava, se reunieron hoy aquí con una comisión de legisladores federales y representantes de la denominada Alianza Nacional, Estatal y Municipal.

Durante este encuentro, que duró más de cuatro horas, funcionarios de los tres órdenes de gobierno, diputados federales, senadores e integrantes de la mencionada Alianza analizaron la información concentrada en las mesas de diálogo.

Posteriormente, en presencia de los medios de comunicación, informaron en voz del subsecretario de la Secretaría de Gobernación (Segob), Miranda Nava, las medidas que se desarrollarán en los próximos días.

Entre éstas se encuentra la implementación de operativos en los diferentes campos agrícolas en donde se revisarán los contratos colectivos y las condiciones en que laboran los jornaleros.

Estas actividades serán coordinadas por la delegación federal de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, y participarán los representantes empresariales, sindicales, y los trabajadores, con el objetivo de verificar la vigencia y proceder en consecuencia.

También colaborarán los inspectores del trabajo y personal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), para que se lleven a cabo las afiliaciones en caso de detectar a algún trabajador que no esté dado de alta o carezca de esta prestación.

Además de las revisiones en las condiciones laborales, dijo que también se revisarán los aspectos de higiene y salud.

Se anunció que se buscará instalar un módulo y acreditación del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), a fin de inscribir a los jóvenes que no cuenten con su educación primaria, secundaria y preparatoria.

Entre los acuerdos, se instruyó a la Comisión Nacional de los Pueblos Indígenas (CDI), a realizar un análisis profundo en los asentamientos étnicos de esta zona, para identificar los problemas sociales, tales como: alcoholismo, drogadicción o casos de abandono.

Asimismo, el funcionario federal planteó la posibilidad de crear un fideicomiso con la participación del gobierno federal y estatal.

El propósito de este fideicomiso es contar con recursos que permitan resolver necesidades apremiantes de los trabajadores en esta zona, mejorar la calidad de vida de sus familias y en general de los habitantes de esta región.

Se acordó que en la próxima reunión, el Instituto Mexicano del Seguro Social presentará el seguimiento de los problemas de afiliación.

Además de analizar y presentar alternativa a los temas relacionados con guarderías, mejoramiento de los servicios médicos y hospitalarios, el abastecimiento de medicinas y plazas de médicos.

Tanto el funcionario federal como el gobernador bajacaliforniano, coincidieron que estas acciones son importantes para mejorar las condiciones de vida de los jornaleros agrícolas.

Ponderaron la coordinación y la unión de esfuerzos de las autoridades de los tres órdenes de gobierno y que este gabinete interinstitucional seguirá trabajando y presentando resultados de manera constante