Organizan Congreso Iberoamericano de Lengua y Literatura Infantil y Juvenil 2016

El titular de la Dirección General de Publicaciones (DGP), del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Ricardo Cayuela, aseguró que la literatura infantil y juvenil vive en México un momento muy importante, lo cual no es gratuito, sino el “producto del muy buenas prácticas públicas y privadas”.

En conferencia de prensa, el funcionario cultural aseguró que así lo demuestra los 35 años de existencia de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ) que cada año se realiza en la Ciudad de México.

“La feria es un buen termómetro del crecimiento que el país ha tenido en los últimos años en esa materia; en 2014, recibió 340 mil visitantes”, recordó Cayuela.

Eso se ha logrado, reiteró, “con el trabajo conjunto del Conaculta y otras varias instancias como el Fondo de Cultura Económica (FCE) y la Fundación SM”.

En ese contexto, anunció la firma del convenio para realizar, en 2016 y por primera vez en México, el III Congreso Iberoamericano de Lengua y Literatura Infantil y Juvenil (CILELIJ).

Esa alianza estratégica, nacida hace 20 años con el lanzamiento de la convocatoria para los premios de literatura infantil y juvenil El Barco de Vapor y Gran Angular, respectivamente, “hoy se ve reforzada con la firma de este convenio de colaboración que nos llevará a la organización y realización de ese encuentro iberoamericano”, agregó.

Antes de signar el documento compromiso, Cayuela reflexionó y dijo qué bueno que hay en México una expectativa clara y real, viable y congruente, para formar cada día mejores lectores y, consecuentemente, mejores ciudadanos y ciudadanas que ya forman parte de las generaciones próximas inmediatas que han de mover los hilos de esta gran nación.

Por su parte, el director de la Fundación SM destacó que “los seres humanos no tenemos más herramientas que la educación para cambiar nuestra realidad”.

En ese tono, señaló que “este es un día feliz por llegar a un nuevo acuerdo con Conaculta, a través de su Dirección General de Culturas Populares”.

Tras la firma del acuerdo se dio a conocer que Nuria Santiago Rodríguez, obtuvo el XX premio de literatura infantil El Barco de Vapor, por la novela de título provisional “¿A dónde va la gente cuando desaparece?”, mientras que Tamar Cohen Abadi obtuvo el XX premio Gran Angular por el texto de título provisional “Al rescate de un año terrible”.

Cada uno de los premios está dotado de 250 mil pesos en efectivo y la publicación de la obra ganadora el año entrante, durante la presentación de los nuevos ganadores.

Este año se editará un tomo conmemorativo que recoge a los ganadores en ambas categorías durante estas dos décadas, se dijo en el acto.

Notimex