México.- La Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa no va a encubrir las complicidades que se dieron en la desaparición de los 43 estudiantes y por el contrario, hará valer la ley para encontrar la verdad, afirmó el fiscal Omar Gómez Trejo.

En la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el funcionario sostuvo que desde su Unidad, ninguna persona está por encima de la ley, se trabaja para llegar a la verdad de los hechos y que haya justicia para las familias de los desaparecidos hace cinco años.

En Palacio Nacional, señaló que se investiga “fuertemente” los actos de malos tratos y torturas que se dio a las personas involucradas en el caso “y en su momento empezaremos a dar los resultados de las investigaciones”.

Dio a conocer que se busca proveer mayores pruebas al juez que lleva el asunto y que por ello, la semana próxima se citará a quienes en su momento tuvieron un cargo en los tres niveles de gobierno y que estuvieron vinculados con el caso, como el exgobernador Ángel Aguirre y el exprocurador general de la República, Jesús Murillo Karam.

Expuso que si se reúnen las pruebas necesarias para fincar nuevos delitos y si los funcionarios vinculados u otras personas son responsables por actos u omisiones, podrían ser llamados a declarar o detenidos nuevamente.

Gómez Trejo indicó que la Unidad a su cargo retomó los informes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes que trabajaron en 2015 y 2016 en este caso, así como de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas de Derechos Humanos y de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Mencionó que en estos tres meses de operación de la Unidad se han llevado a cabo nueve procesos de búsqueda, acciones de investigación para encontrar y localizar a los estudiantes, así como la diligencia de Tepecoacuilco y “en cuanto se tengan resultados se informará a la sociedad”.

“Desde la Unidad, ninguna persona está por encima de la ley, se hará valer, para en función de ello, encontrar la verdad de los hechos y la justicia que las familias exigen desde hace cinco años”, puntualizó.