Chilpancingo, Guerrero.- El delito de extorsión a empresarios, a través de la modalidad de dejar cartulinas en los negocios no ha sido atendido por el fiscal de Guerrero, Jorge Zuriel de los Santos Barrila, acusó el empresario y expresidente de la Cámara Nacional de Comercio, Pioquinto Damián Huato.

Vía telefónica, el empresario capitalino e integrante de la Canaco informó que esta modalidad de extorsión inició hace un año y medio y hasta la fecha se continúa realizando hacia los negocios, contrario a lo que Coparmex ha dicho sobre este delito.

Sin embargo, aclaró que tienen identificadas a las personas que dejan estas amenazas a los negocios y aseguró que no se trata de crimen organizado, sino de un "un grupo de chamacos", entre 6 y 7, "que creen que de esa manera van a conseguir dinero".

"No es un fenómeno nuevo, el problema es que la gente no quiere poner las denuncias porque tienen la percepción de que no les dan seguimiento y realmente no les están dando seguimiento".

"Nadie de los que no ha pagado les ha sucedido nada. Yo les aconsejo que no den nada porque no pasa a mayores la situación", señaló Damián Huato.

Respecto a la actuación del fiscal de Guerrero, Jorge Zuriel de los Santos, lamentó que no haya sensibilidad de él "como la hay con el gobernador" y acusó que nunca les ha contestado una llamada para atender este delito.

También aseguró que incluso la anterior fiscalía que encabezó Xavier Olea Peláez tuvo mayor acercamiento para con los empresarios de Chilpancingo y el tema de la extorsión.

Hasta hoy son alrededor de 60 negocios de la Canaco los que han recibido este tipo de amenazas, no obstante Damián Huato reiteró que ninguno ha sufrido algún altercado a pesar de no pagar.

El expresidente de la Canaco fue atacado en 2014 cuando regresaba de una visita a Ocotito, Chilpancingo, esto luego de acusar en un evento al expresidente municipal, Mario Moreno, de tener nexos con un grupo delictivo en la región Centro.