México.- Los recortes de presupuesto a organismos autónomos y reguladores, así como al Poder Judicial, al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social y a la Comisión Federal de Competencia Económica generan "preocupación" sobre las políticas que el gobierno mexicano ha tomado en el combate a la corrupción y el lavado de dinero, manifestó una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que visitó México la última semana de septiembre pasado.

Señaló que "la actual falta de transparencia de los beneficiarios reales de las empresas permite la corrupción, el lavado de dinero, la evasión fiscal y otros delitos financieros", por lo que debe abordarse "con urgencia" de manera transversal en la administración.

Dichas conclusiones son preliminares y se hicieron públicas con el consentimiento del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Un documento detallado sobre la revisión anual que, como en otros países miembros del FMI, se efectúa para revisar las políticas implementadas en el corto plazo se dará a conocer más adelante.

Por lo pronto, el organismo recortó la perspectiva de crecimiento para el país, ya por cuarta ocasión en el año.

En México el crecimiento económico "se ha desacelerado bruscamente en un entorno de elevados riesgos externos e internos", expuso el FMI al reducir a 0.4 por ciento la previsión de crecimiento para el producto interno bruto en 2019. La estimación previa, en julio, apuntaba a 0.9 por ciento de avance, en línea con el promedio que aún estima la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El nuevo pronóstico que el organismo internacional da a conocer en su revisión anual conforme al artículo cuarto es menos de una cuarta parte del 2.1 por ciento que difundió en enero pasado. En 2020 espera un repunte en el crecimiento, aunque el estimado de 1.3 por ciento también fue rasurado respecto del 1.9 previsto en julio.