Wellington, (Notimex).- Investigadores y voluntarios neozelandeses del medio ambiente hallaron una memoria USB en una muestra de excremento de foca leopardo, utensilio que una vez limpio, mostró fotografías e inclusive un video donde se encuentra la única pista de su propietario.

Los científicos, del Instituto Nacional de Agua e Investigación Atmosférica (NIWA, por sus siglas en iglés) y voluntarios de leopardseals.org recolectaron la muestra en noviembre de 2017 en una playa de Queenstown, de la región de Otago en el suroeste de Nueva Zelanda.

Tras su obtención la congelaron y a mediados de enero pasado cuando analizaban el material, la encontraron y tomaron la decisión de limpiarla y dejar que se secara por dos semanas.

El procedimiento permitió usar de nueva cuenta la USB, donde había fotografías de focas leopardo tomadas en la Bahía Porpoise de la isla Sur así como el video de un ejemplar y su cría.

Jodie Warren, la voluntaria que halló la memoria, dijo que era muy preocupante hallar ese tipo de plástico en muestras de las focas.

El video arrojó la única evidencia de quien pudo haber tomado las imágenes: la punta de un kayak azul.

El personal de NIWA y la red de voluntarios de leopardseals.org colectan excremento de estos animales en Nueva Zelanda a fin de contribuir a su conocimineto científico y protección.