México.- Aunque la decisión de invertir no es fácil, tampoco es muy complicado si se toma en cuenta que en el país existen instrumentos en los que se puede poner a trabajar dinero y obtener ganancias por ello.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), un instrumento de inversión es el medio a través del cual se invierte el dinero, mientras que el rendimiento es la ganancia obtenida.

En su revista mensual Proteja su Dinero, explicó que existen diferentes mercados como el de deuda, que son instrumentos de inversión de bajo riesgo y los emiten principalmente los organismos gubernamentales, son de corto, mediano y largo plazo.

Los mercados de capitales, son instrumentos que cotizan en la bolsa de valores, pueden tener mejor rendimiento que los instrumentos de deuda, pero el riesgo es mayor, mientras que los mercados de derivados son instrumentos cuyo precio o valor dependen del precio de otro activo denominado activo subyacente, que puede ser un índice bursátil, una materia prima, o cualquier otro tipo de activo financiero como las divisas y el tipo de cambio.

Antes de invertir, es necesario definir cuál es la tolerancia al riesgo, es decir, qué tanto se está dispuesto a arriesgar el dinero; establecer el plazo de inversión, definir metas y decidir dónde o en qué instrumentos de inversión se hará.

El organismo detalló que en México existen 464 mil 526 adultos que cuentan con un fondo de inversión, según datos de la Encuesta Nacional de inclusión financiera 2018.

Es necesario tomar en cuenta que existen personas que buscan obtener un beneficio propio, dañando la economía de otra, es por eso que se debe desconfiar de aquellas instituciones y/o agentes que ofrezcan grandes ganancias en poco tiempo, ya que podría tratarse de un fraude.

Recalcó que la palabra clave es: diversificar, ya que cuando se trata de invertir, lo más recomendable es no apostar todo en un sólo instrumento, o como dice el refrán, “no poner todos los huevos en una sola canasta”.

Todas las inversiones llevan un riesgo, sin embargo, tener un producto con un portafolio diversificado ayudará a minimizar el riesgo y tener dinero en distintos activos.