México.- Vicente Fox Quesada es el primer ex Presidente de México en impulsar una campaña abierta en contra de un adversario político, Andrés Manuel López Obrador, y que la ha mantenido activa durante más de una década.

La formalidad y discreción en sus redes, característica de la mayoría de los ex presidentes mexicanos, contrasta con la obsesión que Vicente Fox mantiene por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, misma que se ha intensificado en las últimas semanas.

En el año 2005, el Gobierno federal encabezado por Vicente Fox inició un proceso de desafuero en contra de López Obrador, entonces Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, por haber incumplido una orden federal. Este proceso le impediría lanzarse como candidato a la Presidencia de la República, algo que finalmente no sucedió.

En los últimos 10 años, Vicente Fox ha intensificado el nivel de repudio en contra de AMLO hasta convertirlo en el tema central de sus conversaciones en redes sociales, una acción que no genera gran interés entre los usuarios de Twitter.

De acuerdo con el portal Social Blade, el ex panista ha obtenido poco de interés en las redes sociales en sus publicaciones en contra del Gobierno presidido por López Obrador.

El pasado 21 de septiembre su declaración “Todos queremos a México, es más que todo eso y México es nuestra meta, es ahí donde tenemos que sumar, donde tenemos que unirnos y donde tenemos que darle en la madre a esta cuarta transformación”, que pronunció en un encuentro con panistas, fue compartida desde su cuenta de Twitter.

Esa ocasión generó un incremento de al menos 500 seguidores, en comparación con los 275 que mantiene en promedio.

Sin embargo, el revuelo que causó en Twitter se sostuvo por no más de 48 horas, periodo en el que la cuenta de Fox regresó a sus métricas habituales.

Aunque las declaraciones de Vicente Fox causan revuelo en la Red, no despiertan interés auténtico por su perfil. Entre más tuitea en contra de López Obrador menos seguidores obtiene, estas cifras se mantienen muy por debajo de las que el ex Presidente reunía en 2017.