La Procuraduría de París abrió hoy una investigación judicial sobre el presunto abuso sexual cometido por soldados franceses a niños centroafricanos, por lo que un grupo de jueces viajará a la República Centroafricana.

Fuentes judiciales precisaron que el desplazamiento forma parte de un procedimiento abierto este día por la Procuraduría de París ante las acusaciones de “violación de menores de 15 años por personas que abusan de la autoridad conferida a sus funciones” y por “complicidad”.

El procedimiento permitirá a los jueces interrogar a las víctimas y a los presuntos sospechosos, precisaron las fuentes. En forma paralela el ministerio francés de Defensa abrió otra investigación que será desclasificada.

“Si alguien ha manchado una bandera, porque es esto de lo que se trata, es preciso que lo diga ahora mismo, porque si no sería traicionar a sus camaradas, a la imagen de Francia y a la misión de los ejércitos”, declaró el ministro francés de Defensa, Jean-Yves le Drian.

El escándalo fue revelado a finales de abril. La Procuraduría de París abrió entonces una investigación preliminar sobre violaciones y abusos sexuales sobre niños cometidos presuntamente por soldados franceses en la República Centroafricana.

Los hechos fueron descubiertos por funcionarios de Naciones Unidas, pero permanecieron en secreto desde finales de julio de 2014 hasta abril de este año, de acuerdo con medios franceses.

Los abusos sexuales habrían sido cometidos por 14 soldados franceses entre diciembre de 2013 y junio de 2014 en un centro de refugiados situado en el aeropuerto M’Poko de Bangui, la capital de la República Centroafricana.

Varios menores de edad acusaron a los soldados franceses de haberles violado a cambio de comida o de dinero, según testimonios que avanzó en exclusiva mundial un diario británico.

Uno de los niños, que denunció a funcionarios de la ONU haber sido violado, tenía nueve años de acuerdo al reporte del organismo y otros menores tenían edades comprendidas entre los 11 y los 13 años de edad.

El funcionario de la ONU, autor del reporte interno sobre este tema, Anders Kompass, fue suspendido de su cargo en el organismo por haber transmitido el informe a las autoridades francesas y no haber respetado el protocolo en este caso.

Este día, Kompass, director de operaciones del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos (ACNUDH), fue reinstalado en su puesto luego de que un fallo del tribunal interno de la ONU consideró que la suspensión del funcionario era improcedente. (Notimex)