México.- De un discurso conciliatorio durante el 80 aniversario del PAN, a uno con insultos y amenazas, pasó el mandatario de Querétaro Francisco Domínguez, al referirse a su presunta implicación en el fraude de la empresa Libertad Servicios Financieros, al tildar de “miserables” y “rateros” a quienes han ligado su nombre junto al de los expresidentes, Carlos Salinas y Enrique Peña Nieto.

Visiblemente molesto, el gobernador lanzó al termino de su discurso por las ocho décadas de Acción Nacional:

“Ya lo dije, voy a demandar a esos miserables, a esos rateros, y saben qué, les voy a ganar, porque tengo la razón, y cuando gane me van a tener que pagar el daño moral”, dijo Domínguez.

Aseguró que el dinero que obtenga tras ganar la demanda será destinado a una causa social en su entidad.

Dentro de la causa penal 269/2019 Domínguez es señalado por haber recibido 20 millones de pesos para su campaña a la gubernatura de parte del abogado Juan Collado y del empresario Javier Rodríguez Borgio, personajes ligados a Libertad Servicios Financieros.

Domínguez reiteró que desde que lanzó su campaña a la gubernatura de Querétaro fue blanco de descalificativos.

Sin embargo, el mandatario no hizo referencias explícitas durante su discurso por el caso que hasta el momento mantiene en prisión al abogado Juan Collado.