México.- El gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) rememoró este sábado al poeta Rigoberto López Pérez, quien hace 63 años dio muerte al expresidente de Nicaragua Anastasio Somoza García, considerado un dictador por los nicaragüenses.

Los sandinistas colocaron una ofrenda floral en el monumento de una rotonda que lleva el nombre de López Pérez, declarado en 1981, durante el primer Gobierno sandinista, héroe nacional porque "marcó el inicio del fin de la dictadura somocista".

En ese tributo participó la alcaldesa de Managua, la sandinista Reyna Rueda, y miembros de la Juventud Sandinista, el brazo juvenil del FSLN.

"Rigoberto vive en nuestros pensamientos y en nuestros corazones y estamos dispuestos, hasta las últimas consecuencias, a defender nuestra paz y nuestra revolución", dijo la alcaldesa de Managua en el acto.

"Hoy nos comprometemos a continuar acompañando a este Gobierno porque no fue en vano el sacrificio de nuestros héroes, y nosotros, como pueblos, no estamos dispuestos a dar ni un milímetro de espacio a la violencia, a la agresión", agregó.

Los sandinistas también honraron al poeta con una actividad cultural en la ciudad noroccidental de León, donde ocurrió el hecho, así como en otros municipios del país.

A sus 27 años, López Pérez, un poeta de filiación liberal, hirió de muerte de varios disparos con balas envenenadas a Somoza García el 21 de septiembre de 1956, en León, 90 kilómetros al noroeste de Managua.

Somoza García asistía a una fiesta en el Club de Artesanos de León para promover su reelección presidencial, cuando López Pérez hirió al fundador de la dinastía somocista.

El padre de la dinastía familiar que gobernó Nicaragua de 1937 a 1979, murió ocho días después en el Hospital Gorgas, situado en la entonces Zona del Canal de Panamá, administrada por Estados Unidos.

Tras dispararle a Somoza García, López Pérez fue acribillado a tiros por la seguridad del gobernante nicaragüense.

Los críticos al sandinismo acusan al Gobierno del presidente Daniel Ortega de promover la muerte al erigir un monumento en honor a López Pérez y darle categoría de héroe nacional.